Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Falta mayor consenso para abrir el canal en Nicaragua

Se carece de estudios que permitan conocer las implicaciones del proyecto que unirá los litorales nicaragüenses. Empresa que construirá la obra guarda silencio a pesar de las reiteradas solicitudes de entrevista, según revista Confidencial.

Protesta contra el canal interoceánico

La gente que resultaría afectada por el proyecto ha realizado múltiples protestas en contra de la construcción del canal interoceánico. | Foto por Archivo

La gente que resultaría afectada por el proyecto ha realizado múltiples protestas en contra de la construcción del canal interoceánico.

MANAGUA. La construcción de un canal interoceánico por Nicaragua, a cargo de la firma china HKND Group, requiere de un consenso más amplio en lo ambiental y en lo social, opinó el viernes en Managua un grupo de científicos. 

“Nicaragua necesita la intervención de científicos internacionales para llegar a un consenso más completo e integral” sobre ese proyecto, dijo a través de un intérprete el catedrático estadounidense Jerald L. Schnoor, durante un taller sobre el canal interoceánico por Nicaragua realizado en la Universidad Centroamericana (UCA). 

Schnoor, con especialidad en ingeniería ambiental y codirector del Centro de Investigación del Medio Ambiente Global y Regional de la Universidad de Iowa, consideró que “hasta el momento no se encuentra un estudio completo e integral”, que certifique todas las implicaciones que conlleva la construcción del canal para facilitar la navegación entre el Pacífico y el Atlántico. 

Para el científico nicaragüense Julio Miranda, el estudio realizado por la firma británica Environmental Resources Management (ERM) no es suficiente para el óptimo desarrollo del proyecto, sino que se requieren de más estudios. 

La estatal Comisión del Gran Canal de Nicaragua aprobó el 5 de noviembre pasado el Estudio de Impacto Ambiental y Social (EIAS) a la concesionaria china HKND Group. 

El EIAS, realizado por ERM, es determinante para poder arrancar la gran obra de la vía acuática. 

Los trabajos del EIAS comenzaron en junio de 2013 y sus resultados se presentaron al Gobierno de Nicaragua en mayo de este año, después de más de dos años. 

Según la concesionaria china, la ruta seleccionada para el canal asegura que no más de 6.800 familias (27.000 personas) sean reubicadas debido al proyecto del canal. 

La promesa del constructor
HKND Group ha dicho que se compromete a llevar a cabo el reasentamiento de las personas desplazadas y que estas vean mejoras en su nivel de vida, con viviendas e infraestructura social superiores a las que tienen actualmente. 

El proyecto contempla un canal que una las costas nicaragüenses a través de una vía húmeda de 276 kilómetros de largo, por 230 a 520 metros de ancho y 30 metros de profundidad. 

También incluye subproyectos como carreteras, un aeropuerto, dos puertos, un área de libre comercio y un complejo turístico. 

El Gobierno de Nicaragua espera que dicho proyecto, valorado en 50.000 millones de dólares, duplique el producto interno bruto (PIB) nacional y genere 50.000 empleos directos. 

La concesión de construcción y administración del proyecto, otorgada a HKND Group en 2013, tendrá una duración de 50 años, prorrogable a otros 50, según la ley que regula el proyecto. 

Mientras, el Consejo para la Defensa de la Tierra, Lago y Soberanía Nacional de Nicaragua, formado por campesinos afectados por el proyecto, pide la derogación de la ley que otorgó la concesión del canal interoceánico a HKND Group.

La construcción del canal interoceánico en Nicaragua para unir el Atlántico con el Pacífico deja más preguntas que respuestas. 

Según una publicación de la Confidencial, por más de dos años ha solicitado una entrevista a Wang Jing y HKND, el concesionario chino de la obra y la empresa especializada en construcción e infraestructura. Pero la única respuesta ha sido el silencio.

“Nunca han aceptado sentarse a responder nuestras preguntas”, aseguró Confidencial; no obstante, aseguró que les habían solicitado un cuestionario, el cual les fue enviado, pero posteriormente continuó el silencio.

Wang Jing es un empresario y millonario chino nacido en Beijing, en 1972. Es presidente y CEO de Beijing Xinwei, una compañía china de telecomunicaciones. Uno de sus principales intereses es el Grupo HKND que está a cargo del Proyecto de Desarrollo del Canal de Nicaragua.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación