Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

25 Expresidentes denuncian grave crisis en Venezuela

Exmandatarios de iberoamérica piden dejar "silencio complaciente" ante represión chavista

Unos 300 venezolanos residentes en Panamá se manifestaron ayer en la capital panameña para pedir libertad de "presos políticos" y cese a la represión. EDH /efe

Unos 300 venezolanos residentes en Panamá se manifestaron ayer en la capital panameña para pedir libertad de "presos políticos" y cese a la represión. EDH /efe

Unos 300 venezolanos residentes en Panamá se manifestaron ayer en la capital panameña para pedir libertad de \"presos políticos\" y cese a la represión. EDH /efe

La represión del régimen chavista en Venezuela no solo ha unido a un grupo de 25 exgobernantes de Iberoamérica sino que ha acercado hasta a los más fieros adversarios.

Dos exmandatarios de España: José María Aznar y Felipe González son parte del frente de repudio internacional junto a 23 exhomólogos de América Latina que ayer denunciaron los abusos y falta de garantías democráticas en Venezuela.

Los 25 expresidentes unieron su voz en la víspera de la Cumbre de las Américas en Panamá para presentar una declaración en la que piden a la región dejar a un lado el "silencio complaciente" y exigir que las próximas elecciones parlamentarias en ese país, previstas para este año, se realicen sin presos políticos y con observación electoral, como posible salida a la crisis política venezolana.

Los exlíderes, en su mayoría conservadores, exhortaron a los gobernantes que asisten a la cumbre a poner atención a la crisis política en Venezuela y hacer todo lo posible para lograr la excarcelación de los opositores, a los que el régimen de Nicolás Maduro acusa de buscar derrocar su gobierno. "El silencio... es equivalente a complicidad", dijo Aznar, quien estuvo presente en el acto junto a los exgobernantes de Colombia, Andrés Pastrana; de México, Felipe Calderón y de Bolivia, Jorge Quiroga.

Para el mexicano Calderón, "el silencio o la pasividad ya no son opción para nadie. Preferimos exigir a callar".

Aznar remachó: "Mi misión es la de un luchador de la libertad que sabe que en determinadas circunstancias el silencio o la inacción son cómplices, por ejemplo, ante la situación absolutamente insostenible en Venezuela. Queda dicho que ni mi voz ni mi voluntad faltarán nunca para aquellos que luchan por la libertad", consignó el periódico español El País.

Según el medio, Pastrana incluso bromeó sobre la inédita unión de Aznar y González en una causa: "Hasta hoy, que se sepa, solo habían firmado juntos en el registro de algún hotel".

González ha anunciado su intención de hacerse a cargo de la defensa legal de dos líderes opositores presos: Leopoldo López y Antonio Ledezma.

Pastrana, por su parte, externó: "Queremos lograr un terremoto político que asegure el cambio".

Los exmandatarios entregaron la declaración a Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, y a Mitzy de Ledezma, cónyuge del alcalde metropolitano de Caracas.

"Gracias expresidentes, no vamos a saber cómo pagarles este paso a la libertad", agradeció Tintori.

Los 25 exmandatarios piden en su llamada "Iniciativa democrática de España y las Américas" que se respete "la separación de poderes" en Venezuela para garantizar la "imparcialidad" y "elecciones libres y justas".

La declaración también es respaldada por los exmandatarios Álvaro Uribe, de Colombia; Vicente Fox, de México; Julio María Sanguinetti, de Uruguay; Alejandro Toledo, de Perú; Alfredo Cristiani, de El Salvador, y Óscar Arias, de Costa Rica.

Obama critica silencio

Y al igual que lo hicieran los 25 expresidentes de Iberoamérica, el presidente de EE. UU., Barack Obama, quien llegó anoche a Panamá, criticó ayer el silencio de los gobiernos del continente contra la grave crisis que vive Venezuela.

"Durante muchos meses los vecinos de Venezuela buscaron promover un diálogo interno y una solución política a las divisiones que fragmentan a la sociedad venezolana, esperando prevenir que la situación de Venezuela afecte negativamente a otros en la región. Hemos apoyado de forma constante ese tipo de diálogo y seguimos viéndolo como el mejor camino adelante para Venezuela", externó Obama.

Pero luego enfatizó: "Eso no significa que nosotros, ni cualquier otro miembro de la comunidad interamericana, deba mantener silencio sobre nuestras preocupaciones por la situación de Venezuela".

Obama añadió que no creen que Venezuela sea una amenaza para los Estados Unidos y que Estados Unidos tampoco es una amenaza al gobierno de Venezuela; sin embargo, apuntó que siguen muy preocupados "por cómo el gobierno venezolano sigue esforzándose por intimidar a sus adversarios políticos, incluido el arresto y acusación por cargos políticos de funcionarios electos y la erosión continua de derechos humanos...".

El mandatario estadounidense aclaró que las sanciones "no quieren socavar al gobierno venezolano ni promover la inestabilidad en Venezuela".

Venezuela se ha convertido en el foco de las discusiones de la Cumbre de las Américas que oficialmente comienza hoy en Panamá, la cual estaba prevista como escenario para el histórico encuentro entre los presidentes de Estados Unidos y de Cuba.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación