Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Expresidente Portillo ante la justicia por lavado de dinero

Le imputan el lavado de $70 Mlls. en cuentas bancarias de EE.UU.

Expresidente Portillo ante la justicia por lavado de dinero

Expresidente Portillo ante la justicia por lavado de dinero

Expresidente Portillo ante la justicia por lavado de dinero

NUEVA YORK. El expresidente guatemalteco Alfonso Portillo, sindicado por conspiración para el lavado de millones de dólares, se presentó ayer por la tarde horas ante el juez federal Robert Patterson, de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, acompañado de tres abogados de ese país y del jurista guatemalteco Mauricio Berreondo.

La pena máxima que afronta es de 20 años de prisión junto con una multa.

El exgobernante se declaró inocente de los cargos de lavado de dinero. Ha achacado el proceso a una venganza política, según informa la cadena de televisión CNN. "Me están cobrando por ser el único presidente que no apoyó con su firma ni con su permiso la invasión a Iraq", aseguró en enero el exmandatario en una entrevista con CNN en español.

El exmandatario (2000- 2004) está acusado de conspirar para lavar $70 millones pertenecientes al estado a través de cuentas bancarias estadounidenses y de la malversación de $1.5 millones donados por el Gobierno de Taiwán para comprar libros para niños guatemaltecos.

Como parte de esas maniobras se hicieron depósitos en cuentas de la exesposa de Portillo -Eugenia Padua, ya fallecida-, y su hija -Otilia- en el Banco Bilbao Vizcaya Argentaria (BBVA) en París. El dinero fue lavado por medio de financieras en Luxemburgo y Suiza, entre otros lugares.

Los abogados del exgobernante anunciaron que están preparando la presentación de una propuesta para que pueda salir en libertad bajo fianza. Según dijeron, ésta podría estar lista en las dos próximas semanas.

Paralelamente a la propuesta de fianza, el juez Robert P. Patterson estableció el 28 de junio como fecha para que la acusación presente las pruebas del caso. La defensa de Portillo tendrá entonces dos meses pare presentar mociones.

Portillo, de 61 años, está recluido en el Centro Correccional Metropolitano de Nueva York, a una cuadra de los tribunales donde se hizo la audiencia, en el Bajo Manhattan.

El exmandatario, que fue extraditado el viernes a EE.UU. desde Guatemala, compareció en los tribunales visiblemente delgado y vistiendo traje oscuro y corbata granate.

Portillo, que se sirvió de la traducción simultánea de inglés a español para poder seguir la audiencia, respondió escuetamente y con voz poco enérgica las preguntas del juez que lleva el caso, Robert P. Patterson, quien le leyó los derechos y le preguntó si había podido ver una copia de la acusación, a lo que ex gobernante guatemalteco respondió con un breve "Sí, así es".

David M. Rosenfield, uno de los abogados que representa a Portillo en este caso, fue quien dijo al juez que su defendido se declaraba no culpable de los cargos.

Por otro lado, Rosenfield pidió al juez, tras decirle que Portillo sufre problemas de corazón y tiene líquido en los pulmones, si pudiera pedir que se baje el aire acondicionado de la habitación del centro correccional donde se hospeda el ex mandatario porque le estaba afectando la salud.

"Esta semana va a estar caliente", contestó bromeando Patterson.

En el momento de la extradición, Portillo convalecía en un hospital militar tras haberse sometido a una operación en el hígado y sufrir una enfermedad cardíaca. Fue trasladado a EE.UU. en un avión ambulancia desde ciudad de Guatemala.

Tras la breve audiencia, Portillo salió de la sala saludando y sonriendo de manera calmada hacia conocidos suyos que asistieron a la comparecencia, entre los que había su abogado en Guatemala, Mauricio Berreondo. También asistió el cónsul de Guatemala, Oscar Padilla. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación