Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Expertos debaten sobre la nueva política estadounidense hacia Cuba

El tanque de pensamiento Cato organiza debate acerca de la nueva política de Estados Unidos hacia Cuba

Juan Carlos Hidalgo durante su intervención en El Cato, con el Senador Flake a su derecha y, a su izquierda, Carl Meacham, de CSIS. Foto EDH /Gerardo Torres

Juan Carlos Hidalgo durante su intervención en El Cato, con el Senador Flake a su derecha y, a su izquierda, Carl Meacham, de CSIS. Foto EDH /Gerardo Torres

Juan Carlos Hidalgo durante su intervención en El Cato, con el Senador Flake a su derecha y, a su izquierda, Carl Meacham, de CSIS. Foto EDH /Gerardo Torres

l sorpresivo anuncio del presidente Barack Obama sobre que Estados Unidos tratará de aliviar el embargo sobre Cuba e intentará normalizar las relaciones con la isla, ha suscitado un debate en el país norteamericano sobre si esta nueva política conseguirá impulsar reformas políticas en Cuba o simplemente será un alivio económico para que la dictadura continúe gobernando. El senador cubano-americano Marco Rubio llamó a las medidas ejecutivas impulsadas por Obama "una concesión a la dictadura", pero distintas voces en la capital estadounidense consideran que el embargo y las restricciones de viaje han estado vigentes por mucho tiempo y no han conseguido mejorar el clima de respeto a los derechos humanos en la isla o la tan ansiada reforma política, sino que todo lo contrario: el régimen utiliza el embargo como una arma propagandística para justificar la pobreza de sus ciudadanos.

El tanque de pensamiento libertario Cato organizó recientemente un evento en el que participaron tres personas que están en favor de terminar el embargo y de eliminar las restricciones de viaje a la isla: el analista de políticas públicas de Latinoamérica en el Cato, Juan Carlos Hidalgo; el director del programa de las Américas en el Center for Strategic and International Studies (CSIS), Carl Meacham; Y el senador republicano por el estado de Arizona, Jeff Flake.

Juan Carlos Hidalgo explica que las sanciones a Cuba son las más duras impuestas por Estados Unidos a otro país y en lugar de debilitar al régimen, lo han empoderado con un arma de propaganda. "En lugar de aislar a Cuba, el embargo ha aislado a Washington", comenta Hidalgo. Y recuerda que el año pasado una propuesta para retirar el embargo recibió 188 votos en favor en la Asamblea General de las Naciones Unidas y solo 2 en contra (Estados Unidos e Israel). Además, el analista de políticas públicas latinoamericanas considera que los países del hemisferio pasan más tiempo criticando el embargo que denunciando las violaciones a los derechos humanos que se dan en Cuba.

El senador Flake es una voz distinta dentro del Partido Republicano, ha promovido desde hace mucho tiempo el fin del embargo y de las restricciones de viaje, lo cual le ha llevado a tener enfrentamientos verbales con miembros de su propio partido. Él dice estar convencido de sus ideas y las defiende porque cree en la libertad y piensa que los estadounidenses deberían poder viajar hacia donde quieran, a menos que exista un motivo de fuerza mayor relacionado con la seguridad que lo impida y este no existe en Cuba en la actualidad.

Jeff Flake, quien fue uno de los tres miembros del Congreso de los Estados Unidos que participó en el rescate del trabajador social y profesional en desarrollo internacional Alan Gross (preso en la isla por 5 años acusado de colaborar con la CIA), considera que los opositores a la nueva política hacia Cuba impulsada por Obama basan sus críticas en 4 mitos:

1. No cambies las cosas, tenemos al régimen de Castro donde queremos y no durarán mucho más. El problema es que han dicho eso por 50 años. No hay duda de que la economía cubana está en una situación delicada, el salario promedio en la isla es de 20 dólares, pero, aunque cueste creerlo, han estado peor. A principio de la década de los 90, cuando el régimen soviético se desintegró, Cuba pasó por su peor crisis económica y el régimen sobrevivió.

2. Debemos continuar con el aislamiento a Cuba. Pero es un mito que haya aislamiento, pues Estados Unidos es el quinto socio comercial más importante de Cuba. Hay mucho comercio, sobre todo agrícola. Por ejemplo, gran parte de las ganancias agrícolas de Alabama provienen de exportaciones a Cuba. Desde el relajamiento a las restricciones de viajes, ha habido 400 mil visitas a Cuba (principalmente de cubano-americanos). Muchas de las personas que hoy se oponen a la nueva política se opusieron al relajamiento en su momento, pero hoy no escuchas a ninguno pidiendo que se prohíba a la visita de cubano-americanos a la isla. "Cuando le das a las personas un poco de libertad, siempre querrán más. Esto es un axioma", explica Flake.

3. Todo lo que hagamos beneficiara económicamente al régimen. No hay duda: el que te diga que nada de dinero llegará al régimen miente, pero también mienten los que dicen que todo el dinero será del gobierno. Los regímenes comunistas tienen economías subterráneas. Además, ya ha habido ciertos cambios en la isla y se calcula que el 20 % de las 5 millones de personas en el sector productivo pertenecen al sector privado. Algunas personas han conseguido permisos para abrir distintos comercios y estos cambios parecen irreversibles.

Encima de esto, Estados Unidos invierte aproximadamente 20 millones de dólares al año en programas que promueven la democracia (Alan Gross participaba en uno cuando fue arrestado) dándole acceso a internet e información a ciudadanos cubanos. Si permites viajes sin restricciones, lograrás que la meta de estos programas se cumpla de forma más rápida.

4. No obtuvimos nada a cambio de estas concesiones al régimen. Lo cierto es que tal vez hoy no, pero mañana sí. "Nunca he estado convencido de que el gobierno quiera viajes libres, obvio que quieren el dinero, pero temen la influencia extranjera en sus ciudadanos", explica el senador Flake. Además, establecer una misión diplomática nos permitirá presionar de forma más efectiva para que el régimen respete los derechos humanos.

El senador republicano advierte que no cree que el fin del embargo esté cerca, pero piensa que en febrero del siguiente año las personas podrán entrar a cualquier página web y reservar un vuelo directo a La Habana. Jeff Flake reveló que su propuesta de eliminar las restricciones del embargo ha recibido el apoyo de 4 demócratas y 4 republicanos en el Comité de Relaciones Exteriores del Senado, y ha admitido que muchos miembros de su partido apoyan su propuesta, pero que no puede revelar sus nombres porque aún sigue en platicas con algunos.

El senador de Arizona admite que siempre ha pensado que "si alguien le va a restringir un viaje a un ciudadano estadounidense, debe ser un comunista, no su propio gobierno". Además, está convencido de que todas las personas deberían poder viajar y ver lo que pasa cuando un gobierno controla la vida de las personas". Tal como un polaco le dijo al senador en uno de sus viajes: "Tienen un museo del socialismo a 90 millas y no dejan que las personas lo visiten". Jeff Flake concluye con la siguiente frase: "Estamos en una mejor posición de promover libertad y democracia, si ejercitamos un poco más de libertad nosotros mismos".

El analista Carl Meacham plantea las ventajas en el tema de seguridad nacional para Estados Unidos, tras la nueva política. Meacham considera que el cambio de enfoque es positivo, pero esto no significa que las preocupaciones no sean válidas. Diversos cubano-americanos están enojados y estos sentimientos están justificados, pero tal vez no sean los que deban guiar las políticas exteriores del país.

El director del programa de las Américas de CSIS cree que esta nueva política está en sintonía con los intereses nacionales de Estados Unidos porque el país está enfrentando grandes amenazas alrededor del mundo (el expansionismo ruso, Irán, el Estado Islámico) y no hace mucho Cuba pudo haber formado parte de esas amenazas, pero en la actualidad Cuba es un país con una economía débil y un sistema político fallido. Tal como dice la frase que supuestamente se la atribuye a Lyndon B. Johnson: "Es mejor tener a tus enemigos dentro de la tienda meando fuera que fuera de la tienda meando dentro".

Meacham explica que la normalización de las relaciones diplomáticas puede meter a Cuba dentro de la tienda en un momento en que la isla es débil y esto beneficia a Estados Unidos. Además, el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba se da en un momento en el que Venezuela y Rusia (dos aliados de Cuba y enemigos de Estados Unidos) están pasando momentos de crisis. Venezuela desde la muerte de Chávez ha entrado en un estado de caos y ahora se encuentra más solo que nunca. Por otro lado, Rusia está destruida económicamente y no parece que la recuperación llegue pronto. "Cuba ha decidido comportarse bien con los Estados Unidos en un momento en el que más lastima a sus principales aliados", afirma el analista.

Además, Carl Meacham de CSIS está convencido de que las políticas de acercamiento son la forma más efectiva para eliminar dictaduras porque ponen una luz de esperanza para que todos la vean. Aunque admite que "en el corto plazo, sí garantiza la continuidad del régimen en el poder, pero esto está destinado a cambiar, es inevitable".

"Mientras más bienes, personas y servicios de Estados Unidos lleguen a la isla. Más las personas las querrán y el gobierno perderá el control", explica Meacham. Esta nueva política no es el final, sino el principio de un proceso en las relaciones bilaterales entre ambos países.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación