Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Washington

Expectación por los mensajes del Papa Francisco en EE.UU.

Organizaciones proinmigrantes han saltado a la palestra para hacerse notar y esperan que el Papa les dé un impulso en la causa. Desde la Iglesia se ve con cautela las palabras que dirá el Santo Padre

El papa Francisco llega a Estados Unidos

El presidente estadounidense, Barack Obama (i), recibe al papa Francisco (i) ayer, en la base aérea de Andrews, Maryland (EE.UU.). | Foto por Agencia EFE

El presidente estadounidense, Barack Obama (i), recibe al papa Francisco (i) ayer, en la base aérea de Andrews, Maryland (EE.UU.).

Nadie sabe el contenido de los discursos que el Papa Francisco pronunciará durante su estancia de dos días en la capital  de Estados Unidos y centro político del mundo. Pero las organizaciones pro inmigrantes han puesto toda su maquinaria en acción para hacerse oír en esta visita papal.

Una procesión de varios cientos de feligreses se desplazaba ayer por las calles adyacentes a la Universidad Católica, a la misma hora en que el presidente Barack Obama, el Vicepresidente Joe Biden y sus respectivas familias daban la bienvenida al prelado en el aeropuerto militar Andrews, de Maryland.

El Sumo Pontífice inició ayer una histórica visita de cinco días a Estados Unidos tras cuatro jornadas en Cuba, la segunda etapa de un viaje de gran simbolismo por el papel que ha desempeñado el pontífice en la reconciliación entre las dos naciones. 

Fiel a su estilo sencillo, el papa eligió para desplazarse desde la base hasta Washington un pequeño automóvil negro, un Fiat Cinquecento. 

Se prevé que el argentino de 78 años, conocido como el “papa de los pobres” por oficiar en los barrios marginados en su natal Buenos Aires, exhorte a EE.UU. a cuidar más el medioambiente y a los pobres, y que regrese a sus ideales básicos de libertad religiosa.

Además, no hay duda que el Papa se pronunciará en alguna medida a favor de los inmigrantes e instará a la comprensión de este fenómeno que es un drama para millones de familias en EE.UU., consideró el sacerdote Eugenio Hoyos, director de la Diócesis de Arlington, Virginia.

Pero enfatiza que se debe destacar que la visita tiene un objetivo pastoral y el mensaje del Santo Padre estará a tono con los preceptos de la iglesia y su doctrina; en especial en una nación como la norteamericana donde convergen más de 325 millones de almas y de estas 65 millones profesan el catolicismo, según los cálculos oficiales.

También hay certeza que de ese grueso de población católica la mitad la estaría conformando inmigrantes de países latinoamericanos, por lo que los mensajes del Papa estarían en sintonía también para con este grupo.

“El Papa Francisco tiene un nivel de comprensión muy alto sobre la situación de los inmigrantes en este país, especialmente niños y jóvenes; es un drama humano que le preocupa mucho, pero también hay otros temas como la familia y mantener esos valores que son fundamentales para la iglesia, los que estoy seguro que el Papa enfatizará mucho en esta visita”,  dijo Hoyos a El Diario de Hoy.

El Pontífice, con dos años y medio de papado, pronunciará 18 discursos en su estancia de cinco días en este país -14 de estos en español- en una apretada agenda que comenzó ayer y que concluirá el domingo en Filadelfia, en el Encuentro Mundial de las Familias. 

Patricia Valladares que se congrega en la Iglesia San James, en Falls Church, Virginia, celebra el ser una de las afortunadas de un sorteo de pases para uno de los grupos que tendrá asiento en la misa con el jerarca de la iglesia en Washington DC.

“Es una gran bendición el haber salido favorecida para verlo de cerca, uno siempre sigue su mensaje, pero una visita como esta es especial porque llega para hablarnos directamente a nosotros como comunidad cristiana”, considera Patricia, para quien no ve un tema específico que debe abordar el Papa. “Tiene que hablarnos de la palabra de Dios”, especifica.

Otros como Alejandra Sánchez, que llegó a Washington desde el lunes para manifestarse en pro de los inmigrantes, a los que el Pontífice debe demostrar abiertamente su apoyo,  considera la que visita del prelado a la capital estadounidense, es una oportunidad que no pueden desaprovechar para hacerse notar en la larga lucha por una Reforma Migratoria Integral que persiguen cientos de organizaciones en todo el país.
“Yo vengo representando a un grupo de madres por una organización que nos ha invitado a esta caminata “100 mujeres 100 millas”, tenemos la esperanza de ver al Papa para que él lleve el mensaje de nosotros los inmigrantes y que nos ayude para conseguir ese estatus legal para más de 11 millones de indocumentados”, aclara Sánchez, mientras caminaba en la nutrida procesión hacia la Casa Blanca. 

La enorme popularidad del papa, su costumbre de acercarse a las multitudes y la insistencia en usar un jeep descapotado en lugar de un papa móvil a prueba de balas, han complicado las cosas para las fuerzas policiales estadounidenses, las cuales han montado uno de los operativos de seguridad más grandes en la historia del país.

A medida se acercan las horas para que comiencen los desplazamientos del papamóvil por las calles de Washington, los cordones de seguridad se han ido ampliando especialmente en los alrededores de la Casa Blanca hacia la Avenida Constitución, así como en la Basílica de la Inmaculada Concepción.

Los organizadores de la Arquidiócesis de Washington esperan concentrar a unos 50 mil feligreses en los contornos de la Explanada Nacional en Washington donde hay un punto de parada del papa móvil y donde Francisco  estará más cerca de la gente que se disputará los espacios donde no se necesitan entradas a diferencia de los otros eventos.

Los ingresos al parque del Ellipse están vedados desde la madrugada de hoy y el ingreso estará restringido por puertas especiales de acceso bajo estrictos controles de seguridad desde el Monumento a George Washington, la Avenida Constitución, Avenida Pensilvania y el sector norte de la mansión presidencial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación