Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estado Islámico planea vengarse de Europa por herir a sus cabecillas

El máximo jefe estaría herido de gravedad tras un bombardeo

El jefe del grupo terrorista Estado Islámico, Abu Bakr Al Baghdadi. Foto EDH / Internet

El jefe del grupo terrorista Estado Islámico, Abu Bakr Al Baghdadi. Foto EDH / Internet

El jefe del grupo terrorista Estado Islámico, Abu Bakr Al Baghdadi. Foto EDH / Internet

BAGDAD. En los últimos días se supo que el máximo cabecilla del Estado Islámico (EI), Abu Bakr Al Baghdadi, había sufrido graves heridas producto de un intenso ataque aéreo de la comunidad internacional.

"Están planeando un contraataque contra Europa. Quieren vengarse por Baghdadi", señaló un terrorista del EI, que fue citado por el diario británico Daily Mail.

Un reporte consigna que el actual cabecilla del grupo terrorista, Abu Alaa Al Afri, también está incapacitado para comandar a la organización por una lesión en la columna.

Al Afri, quien tiene unos 50 años, formó parte del gobierno del difunto dictador iraquí Sadam Husein. Exprofesor de Física en la ciudad de Tal Afar (província de Nínive, al norte de Iraq) fue probablemente prisionero de EE. UU. después de la invasión de Iraq en 2003.

"Afri comenzó a comandar a el EI con la ayuda de oficiales responsables de otras carteras", señaló Hisham Al Hashimi, asesor del gobierno iraquí. Y agregó: "Él será el jefe del EI si Baghdadi muere".

El informe indicó que Al Baghdadi resultó herido el pasado 18 de marzo, en Nínive, Iraq, cuando un convoy de tres autos fue alcanzado por un ataque de la coalición internacional.

Según el diario The Guardian, una radióloga y un cirujano de uno de los hospitales de Mosul y quienes se negaron a ser identificados, trataron a Baghdadi. Ambos serían partidarios del grupo islámico.

El norte y oeste de Iraq entró en caos a principios de junio de 2014, cuando el Estado Islámico comenzó una terrorífica ofensiva contra la población kurda.

El Ejército iraquí se unió a la resistencia de los kurdos para detener el avance de los terroristas.

Masacran a 300

Por otra parte, ayer se conoció que el Estado Islámico ejecutó presuntamente a más de 300 miembros de la minoría religiosa yazidí en el norte de Iraq, según informaron las autoridades iraquíes.

De acuerdo con el Partido del Progreso Yazidí, los asesinatos se llevaron a cabo el viernes en la ciudad de Tal Afar, cerca de la ciudad de Mosul, en el norte de Iraq, controlada por el EI. Sin embargo, la Comisión de Derechos Humanos situó por su parte la cifra de yazidíes fallecidos en Tal Afar en 70.

El vicepresidente iraquí Osama al-Nujaifi ha descrito las muertes como un hecho "horrible y bárbaro", según publicó la BBC.

Qulu Sanjiri, miembro de la comisión, dijo que al menos 3,000 yazidíes se encuentran aún en cautiverio de los yihadistas. "Llamamos al Gobierno iraquí y amigos a intervenir para frenar el derramamiento de sangre y el asesinato de personas inocentes", dijo durante una conferencia de prensa en la capital iraquí Bagdad.

Los extremistas suníes consideran a los yazidíes "infieles" y "adoradores del diablo". Estado Islámico ha masacrado a un número no especificado de esta minoría y ha violado a mujeres yazidíes cautivas desde que se apoderó de grandes franjas de territorio en el norte de Iraq el año pasado.

En diciembre pasado, las fuerzas kurdas peshmerga pusieron fin al sitio del EI de la localidad mayoritariamente yazidí de Sinjar, situada en el noroeste de Iraq.

Desde entonces se hallaron varias fosas comunes en el área con restos de esta minoría, presuntamente ejecutados por los terroristas yihadistas. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación