Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Naciones Unidas

Estado Islámico, en la mira de la Asamblea General de la ONU

Los presidentes Obama y Putin tendrán una reunión bilateral hoy

Refugiados en la frontera de Grecia

La crisis de refugiados que se vive en Europa será también uno temas en las discusiones en la ONU. | Foto por Agencia Efe

La crisis de refugiados que se vive en Europa será también uno temas en las discusiones en la ONU.

La lucha contra los terroristas del Estado Islámico (EI) dominará esta semana la Asamblea General de la ONU, que se abre hoy con la participación de muchas de las figuras clave de la escena internacional. 

Los presidentes de EE.UU., Barack Obama; Rusia, Vladímir Putin; Irán, Hasan Rohani; o Francia, François Hollande, todos con papeles clave en esa batalla, intervendrán a lo largo de la primera jornada de la reunión anual de jefes de Estado y de Gobierno. 

Lo harán en pleno aumento de la presión militar contra el EI y de nuevos intentos para tratar de encontrar una salida a la guerra siria. 

Hasta ahora, la división entre Rusia, que respalda al régimen de Bachar al Asad, y Occidente, que lleva años insistiendo en que el dictador sirio debe dejar el poder, ha impedido avanzar. 

Pero precisamente la amenaza del EI está haciendo que se reconsideren algunas posturas y se empiece a trabajar en nuevas fórmulas. 

A priori, gran parte de las posibilidades de avanzar pasan por la reunión bilateral que hoy mantendrán Obama y Putin en Nueva York, la primera en mucho tiempo. 

En las últimas semanas Moscú ha multiplicado su apoyo bélico al régimen sirio y ha sellado una alianza militar con Iraq, Irán y Siria para combatir al EI, algo que una coalición liderada por EE.UU. ya hace por su cuenta. 

“No hay otra solución a la crisis siria que fortalecer las estructuras de un Gobierno efectivo y prestarle ayuda en la lucha contra el terrorismo”, dijo Putin en un adelanto de una entrevista con la cadena estadounidense CBS. 

En las últimas horas, Francia también ha decidido intervenir y ayer confirmó que efectuó sus primeros bombardeos contra posiciones de los yihadistas en el este de Siria. 

Hollande se mostró abierto a discutir con “todas las partes” sobre una salida a la guerra, pero dejó claro una vez más que para París el futuro de Siria no puede pasar por Al Asad. 

Sin embargo, Rohani -que tras resolver el dossier nuclear de su país quiere involucrarse más en las crisis de la región- aseguró ayer que “todo el mundo ha aceptado” la continuidad en el poder del dictador sirio para luchar contra los extremistas. 

“En Siria, cuando nuestro primer objetivo es expulsar a los terroristas y combatirles para derrotarles, no tenemos otra solución que fortalecer la autoridad central y el Gobierno central de ese país como un asiento central del poder”, dijo a la CNN. 

Una de las consecuencias de la guerra siria, la crisis de refugiados que se vive en Europa, estará también en el centro de las discusiones de esta semana en Nueva York, donde además de la agenda oficial de la Asamblea están previstas un sinfín de actividades paralelas con los líderes internacionales. 

La reforma de las operaciones de paz de la ONU será el centro de una de ellas, con un encuentro encabezado por Obama en el que se espera que varios países anuncien nuevas contribuciones de tropas a las misiones de la ONU. 

Fuera de las crisis, esta edición de la Asamblea General de la ONU destaca por el debut de varios dirigentes internacionales como el presidente cubano, Raúl Castro, y el chino, Xi Jinping. 

La mayor parte de los líderes ya intervinieron en los últimos días en la cumbre sobre desarrollo previa a la Asamblea General, en la que tendrán la oportunidad de desgranar con más detalle su visión del mundo.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación