Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Esposa Maduro pide fotografiar a quienes le pregunten sobre sus sobrinos presos en Estados Unidos

Los parientes de la primera dama están acusados de narcotráfico

El parlamentario Elías Jaua (iz) junto a la esposa del gobernante Nicolás Maduro, Cilia Flores (der).

El parlamentario Elías Jaua (iz) junto a la esposa del gobernante Nicolás Maduro, Cilia Flores (der), quien pide tomar fotografías. | Foto por Internet

El parlamentario Elías Jaua (iz) junto a la esposa del gobernante Nicolás Maduro, Cilia Flores (der), quien pide tomar fotografías.

VENEZUELA. La esposa del gobernante chavista, Nicolás Maduro, y diputada oficialista de la Asamblea Nacional, Cilia Flores, recibió cuestionamientos sobre el tema de sus sobrinos involucrados en casos de narcotráfico y que se encuentran detenidos en EE.UU. Pero esta vez la abordó gente del público presente en el palco de la Asamblea.

El día de la instalación de la nueva Asamblea -ahora de mayoría opositora-, Flores fue interrogada por un periodista respecto al mismo tema, pero ella prefirió no responder y sus guardaespaldas agredieron al periodista, informó el sitio infobae.com

Dentro del hemiciclo, los presentes también le gritaban sobre el caso. Esto no cayó nada bien en la minoritaria bancada oficialista.

Durante el desarrollo de la primera sesión ordinaria del miércoles, Flores instó a las personas que le preguntaron por sus familiares a que bajaran a la primera planta de la asamblea.

Asimismo, el parlamentario Elías Jaua reaccionó en apoyo a la dirigente chavista y le hacía señas al público presente, con gestos de molestia, que los estaba “observando”.

En el video publicado por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en su cuenta en Youtube, se ve a Flores pidiendo que fotografiaran a las personas que le gritaban desde la tribuna.

Los dos sobrinos de Cilia Flores que están presos en EE.UU. desde noviembre pasado bajo acusaciones de narcotráfico son Efraín Antonio Campo Flores, ahijado de Maduro, y Francisco Flores de Freitas. 

Ambos fueron detenidos el 10 de noviembre pasado en Haití y trasladados a Nueva York por agentes de la Agencia Antidrogas de EE.UU. (DEA).

El pasado 17 de diciembre se declararon no culpables al comparecer ante en los tribunales de Manhattan. La próxima audiencia fue fijada para el 29 de febrero próximo.

El cargo conlleva una posible sentencia máxima de cadena perpetua.

Por otra parte, a principios de enero,  el abogado y exembajador panameño ante la OEA, Guillermo Cochez, pidió al MP de Panamá que investigue penalmente a Maduro y a Cilia Flores por posible blanqueo de capitales ese  país.

La denuncia penal presentada por Cochez ante el MP es para que se investigue a Maduro y a Flores “para determinar si los mismos también han estado utilizando para actividades ilícitas el centro financiero de Panamá”.

Esta querella es una ampliación a la presentada por Cochez el pasado 17 de noviembre contra el  entonces presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Diosdado Cabello, y Efraín Antonio Campo Flores, sobrino político de Maduro, también por “posible delito” de blanqueo de capitales.

La denuncia contra Cabello es porque este fue acusado en 2014 en Miami por el venezolano Thor Halvorssen Mendoza, presidente de la Human Rights Foundation, en Nueva York, de recibir sobornos de Derwick Associates USA o Derwick Associates Corporation para facilitar a esta empresa contratos para proyectos hidroeléctricos en Venezuela.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación