Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU.

Escuelas en Nueva York carecen de recursos para atender a menores centroamericanos

Más de 60,000 menores no acompañados de El Salvador, Honduras y Guatemala fueron detenidos en la frontera desde fines de 2013 y a lo largo de 2014, según datos federales

Escuelas en Nueva York carecen de recursos para atender a menores centroamericanos

Escuelas en Nueva York carecen de recursos para atender a menores centroamericanos

Escuelas en Nueva York carecen de recursos para atender a menores centroamericanos

Varias escuelas de los suburbios de Nueva York carecen de recursos para atender a miles de niños y adolescentes centroamericanos que cruzaron la frontera solos y que necesitan aprender inglés a nivel acelerado y, en algunos casos, recibir ayuda para superar estados de trauma.

Educadores, activistas y abogados se reunieron el jueves en la zona de Long Island para analizar cómo pueden ayudar a los aproximadamente 3.000 menores centroamericanos que llegaron recientemente al área y que acuden a escuelas públicas. Los centros educativos han tenido que crear nuevos espacios provisionales para acoger a los menores y se han quejado de que su presupuesto no alcanza para atenderlos de forma adecuada.

Los expertos dijeron que los centros escolares de distritos como Hempstead, Westbury, Brentwood, Central Islip, Hampton Bays, Huntington o West Hampton no cuentan con suficientes servicios bilingües, carecen de profesionales en salud mental y tienen educadores que no están entrenados para atender adecuadamente a estos menores.

"Esta es una situación difícil para los distritos escolares. Sale muy caro", dijo Lucinda Hurley de Nassau BOCES, una agencia estatal que asesora a escuelas.

Agregó que "es a veces duro para estos distritos escolares hacer lo que deben hacer".

Más de 60.000 menores no acompañados de Honduras, El Salvador y Guatemala fueron detenidos en la frontera desde fines de 2013 y a lo largo de 2014, según datos federales. Nueva York es el segundo estado que más niños ha recibido después de Texas, con casi 6.000 que viven con sus familiares o guardianes. Muchos huyeron de la violencia del narcotráfico y las pandillas que azotan a sus países de origen.

El condado de Suffolk y el de Nassau, ambos en Long Island, ocupan los puestos tercero y quinto en la lista de distritos escolares del país que han absorbido a más niños que cruzaron la frontera solos.

Los más pequeños no resultan tan problemáticos pero los adolescentes que no hablan inglés y a quienes sólo les quedan dos años para graduarse de la secundaria representan un desafío para las escuelas, dijeron los educadores. Los padres de los menores, además, casi no participan en reuniones escolares ni se involucran en la vida académica, señalaron.

"Le tienen miedo a la escuela y no sé cómo cambiar eso", dijo Carla Mesquita-Stillwell, educadora en la escuela Oceanside del condado de Nassau.

Los expertos dijeron que se debe colaborar con bibliotecas públicas que ofrecen servicios educacionales y con organizaciones sin ánimo de lucro brindan servicios de salud. También dijeron que es necesario educar a padres estadounidenses de la zona debido a la imagen negativa que algunos tienen de estos menores, a los que acusan de exprimir recursos.

En 2014 varias escuelas públicas en Hempstead negaron la entrada a los menores centroamericanos alegando que sus familias no presentaban la documentación requerida necesaria, lo que generó un polémico debate.

El Departamento de Educación estatal emitió un informe este mes advirtiendo a Hempstead que si no aceptaba y registraba a los menores el estado despediría a los líderes del distrito escolar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación