Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Eric Duncan lucha por ganar la batalla al ébola en hospital de Dallas

El reverendo Jesse Jackson (der.) junto a Nowai Korkoyah, la madre de Thomas Eric Duncan, el primer paciente diagnosticado con ébola en EE. UU. Atrás de ellos camina Josephus, el sobrino de Duncan, tras visitar a su pariente en Dallas. foto edh /Reut

El reverendo Jesse Jackson (der.) junto a Nowai Korkoyah, la madre de Thomas Eric Duncan, el primer paciente diagnosticado con ébola en EE. UU. Atrás de ellos camina...

El reverendo Jesse Jackson (der.) junto a Nowai Korkoyah, la madre de Thomas Eric Duncan, el primer paciente diagnosticado con ébola en EE. UU. Atrás de ellos camina Josephus, el sobrino de Duncan, tras visitar a su pariente en Dallas. foto edh /Reuters

DALLAS. El paciente con ébola que lucha por su vida en un hospital de Dallas está con un respirador y recibe diálisis renal para ayudar a estabilizar su salud, informó ayer la institución.

El liberiano Thomas Eric Duncan, la primera persona diagnosticada con el mortal virus en suelo estadounidense, ha recibido la medicina experimental: brincidofovir.

Un hospital en Nebraska indicó que estaba usando el mismo fármaco para tratar al periodista estadounidense que fue repatriado el lunes desde Liberia.

El Texas Health Presbyterian Hospital dijo, en un comunicado, que la función hepática de Duncan declinó durante el fin de semana. Aseguró que, aunque ha mejorado desde entonces, "los médicos advierten que esto podría variar en los próximos días".

Las autoridades y la población estadounidense están en alerta desde que se conoció el diagnóstico de Duncan hace más de una semana, que despertó temores de que la peor epidemia de ébola que se recuerda pueda expandirse desde los tres países más afectados: Guinea, Sierra Leona y Liberia.

Duncan, quien llegó a Texas a fines de septiembre en un vuelo comercial desde Liberia, lleva en estado crítico desde el sábado.

Mientras, el camarógrafo que trabajaba para la cadena NBC Ashoka Mukpo es tratado en el Nebraska Medical Center, que ya dio de alta a otro estadounidense que se infectó en África. Mukpo está experimentando síntomas como náuseas, vómitos y diarrea, informó el centro.

Hospitales en alerta

Mientras, los hospitales públicos en algunas ciudades estadounidenses están muy preocupados por el ébola y están tomando medidas de prevención.

En Nueva York, a manera de preparativo, han enviado en secreto personas que simularon los síntomas de la enfermedad a los servicios de urgencias para comprobar cuán bueno es el personal a la hora de identificar y aislar posibles casos.

En Ohio, un pequeño hospital ha instalado carteles en los que pide a los pacientes que comuniquen de inmediato a las enfermeras si han viajado recientemente a África.

Y en todo Estado Unidos, una de las empresas de ambulancias más grandes del país ha recopilado un manual de instrucciones sobre cómo hacer para transportar a un paciente con ébola. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación