Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Encuentran más cadáveres en gasera argelina

Los cadáveres hallados están muy desfigurados

Equipos de artificieros argelinos encontraron ayer "numerosos" cadáveres más, mientras buscaban trampas explosivas. foto edh / ap.

Equipos de artificieros argelinos encontraron ayer "numerosos" cadáveres más, mientras buscaban trampas explosivas. foto edh / ap.

Equipos de artificieros argelinos encontraron ayer \"numerosos\" cadáveres más, mientras buscaban trampas explosivas. foto edh / ap.

ARGEL. Equipos de artificieros argelinos encontraron ayer "numerosos" cadáveres más, mientras buscaban trampas explosivas en una planta de gas donde rebeldes islamistas habían tomado a decenas de trabajadores extranjeros como rehenes, dijo un funcionario de seguridad, un día después de una sangrienta operación con la que se puso fin a una crisis de cuatro días en una refinería ubicada en una zona desértica remota.

El funcionario, que solicitó el anonimato debido a lo delicado de la situación, dijo que los cadáveres estaban muy desfigurados y por lo mismo era difícil identificarlos. "Los cuerpos podrían corresponder a rehenes argelinos o extranjeros", afirmó.

Fuerzas especiales argelinas tomaron por asalto el sábado el complejo gasero ubicado en el Sahara para poner fin a la crisis, y el gobierno dijo que fueron aniquilados los 32 extremistas en el lugar.

Ayer en la mañana, el principal portavoz del gobierno de Argelia expresó temor de que aumentará el aumento el número de rehenes muertos —que el sábado ascendía a 23— para cuando los equipos de las fuerzas especiales terminaran de inspeccionar la instalación.

Dijo que los extremistas provenían de seis países y estaban armados para causar máxima destrucción. Sonatrach, la empresa petrolera estatal argelina que administra el complejo de Ain Amenas junto con la BP y la firma Statoil de Noruega, afirmó que toda la refinería quedó sembrada de minas explosivas.

"(Los extremistas) habían decidido completar la operación como la habían planeado: volar todo el complejo y matar a todos los rehenes", dijo el ministro de comunicaciones, Mohamed Said, en entrevista con la radio estatal.

Dado que surgían pocos detalles del apartado lugar en el oriente de Argelia, tampoco estaba claro si alguien fue rescatado en la operación final, pero la cifra de rehenes muertos el sábado —siete— es la que los extremistas habían dicho esa mañana que aún tenían en su poder.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo el domingo que tres británicos murieron y que se creía que otros tres también habían muerto, al igual que un residente británico.

"Ahora, por supuesto, la gente pondrá en duda la reacción de Argelia ante los acontecimientos, pero yo diría que la responsabilidad de estas muertes recae directamente en los terroristas que lanzaron un ataque sanguinario y cobarde", dijo Cameron.

El asedio a la planta procesadora de gas de Ain Amenas causó conmoción en el mundo.

Un grupo de islamistas se apoderó el miércoles del complejo, donde había cientos de trabajadores de numerosos países.

La milicia tomó a los trabajadores como rehenes, mientras los militares argelinos rodeaban el complejo y los helicópteros de ataque sobrevolaban la zona durante cuatro días tensos, en los que surgieron reportes de combates y fugas.

Los milicianos atacaron la planta el miércoles por la mañana.

En el asalto final, los últimos extremistas mataron a siete rehenes antes de que 11 de ellos fueran abatidos por las fuerzas especiales, dijo la agencia de noticias estatal argelina. —AP

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación