Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Encuentran degollado a periodista secuestrado en Veracruz

Por su parte, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato y exigió a las autoridades aplicar la justicia

El periodista y activista José Moisés Sánchez Cerezo, desaparecido el pasado 2 de enero. Foto EDH / Internet

El periodista y activista José Moisés Sánchez Cerezo, desaparecido el pasado 2 de enero. Foto EDH / Internet

El periodista y activista José Moisés Sánchez Cerezo, desaparecido el pasado 2 de enero. Foto EDH / Internet

MÉXICO. La prensa mexicana sufrió una nueva estocada con el hallazgo del cadáver del periodista Moisés Sánchez Cerezo, que había sido secuestrado el 2 de enero en Veracruz, este de México. En una nueva trama que salpica a varias instituciones, las autoridades señalaron a policías como posibles autores materiales del crimen, presuntamente por órdenes del alcalde de la municipalidad donde la víctima vivía.

El fiscal del estado de Veracruz, Luis Ángel Bravo, informó que el cuerpo de Moisés Sánchez Cerezo, de 49 años, fue encontrado en un campo de las inmediaciones de la municipalidad de Medellín.

La muerte se remonta a "entre 20 y 24 días", agregó el fiscal del estado.

Sánchez era propietario y editor de la publicación "La Unión", donde denunciaba hechos delictivos en su comunidad y el alcalde de Medellín, Omar Cruz, solía ser blanco de sus críticas. Antes de ser secuestrado, había denunciado en las redes sociales que recibía amenazas de muerte.

El fiscal dijo que la localización del cadáver fue el resultado de la confesión de un ex policía municipal detenido durante la investigación del crimen, quien declaró haber participado en el asesinato de Moisés Sánchez, efectuado el mismo día en que fue secuestrado en su domicilio.

La fiscalía indicó que el detenido relató que en el secuestro y asesinato de Sánchez participaron "otras cinco personas", y que el hecho fue cometido "por encargo directo de Martín López Meneses, subdirector de la policía municipal de Medellín".

En su declaración, el expolicía reveló que el asesinato fue ordenado por López Meneses, chofer del alcalde de Medellín, Omar Cruz, a cambio de protección policial para que su banda pudiera realizar la venta de droga en ese municipio sin problema alguno.

La familia del periodista ya había manifestado sus sospechas de que detrás del secuestro estaría el alcalde.

Por su parte, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) condenó el asesinato de Cerezo y exigió a las autoridades aplicar de "manera ejemplar" la justicia a los autores materiales e intelectuales del crimen.

Por su parte, el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, alertó sobre "la violencia y los riesgos a los que se exponen los periodistas en México", una violencia, que, dijo, "se ha cobrado otra víctima".

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación