Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Encuentran 92 cadáveres en el desierto del Sahara

Voluntarios entierran a los inmigrantes africanos que por tratar de escapar de la pobreza aplastante murieron en el desierto bajo el inclemente sol. Foto edh/ ap

Voluntarios entierran a los inmigrantes africanos que por tratar de escapar de la pobreza aplastante murieron en el desierto bajo el inclemente sol. Foto edh/ ap

Voluntarios entierran a los inmigrantes africanos que por tratar de escapar de la pobreza aplastante murieron en el desierto bajo el inclemente sol. Foto edh/ ap

SENEGAL. Las autoridades de Níger han recuperado 92 cadáveres de inmigrantes muertos de sed tras averiarse el camión en que viajaban en una zona desértica del Sahara.

Decenas de personas fueron introducidas el mes pasado en una ruta utilizada para el contrabando, incluyendo el de personas, de Níger a la vecina Argelia, dijo el coronel Garba Makido, gobernador de la provincia nigeriana de Agadez, al sur de donde fueron encontrados los cadáveres.

Las autoridades fueron alertadas del incidente cuando una mujer logró escapar del desierto a principios de mes. Fue recogida por un automóvil que pasó por el lugar y que la llevó a la ciudad de Arlit, a unos 50 kilómetros al sur de donde se averió el primero de los dos camiones.

Al día siguiente, llegó un hombre que caminaba con sus dos hijitas. Empero, las dos menores perecieron de sed a pocos kilómetros de Arlit, dijo Makido. En total 21 personas sobrevivieron, y la mayoría se dirigió a las aldeas de la frontera argelina.

"Esto es una verdadera tragedia", dijo Makido. "El fiscal ha iniciado una investigación y pensamos hacer todo lo posible para localizar a los conductores de los camiones".

La primera noticia del incidente llegó el lunes cuando las autoridades dijeron que 35 personas murieron de sed, aunque posteriormente fueron recuperados más cadáveres en el desierto.

La tierra que cruza el continente al sur del desierto del Sahara ha sido durante décadas la morada de contrabandistas y delincuentes, incluyendo la rama local de Al-Qaeda.

Decenas de miles de inmigrantes del África occidental intentan llegar anualmente a Europa y han usado ahora esta peligrosa ruta, al reprimir las autoridades el tráfico en el Océano Atlántico.

Viajan de países de la región a la ciudad nigeriana de Agadez, donde pagan a los contrabandistas para que los lleven por el desierto en camiones destartalados en busca de una vida mejor. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación