Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Empresarios rechazan ocupación de planta distribuidora por el régimen

ctv-7ge-file-e7665344-b97d-19b3-a0d3-e6ef1708844d

Un hombre camina frente a la planta de una empresa que será expropiada para construir casas. | Foto por EFE

La Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos (Cavidea) rechazó ayer la medida de desalojo de una planta de distribución que sirve a empresas como Polar, Nestlé, Cargill y Pepsi Cola, y alertó sobre las “implicaciones” que puede tener en el abastecimiento y la “soberanía alimentaria”. 

“Cavidea expresa preocupación por el riesgo que corre la estabilidad laboral de miles de venezolanos, y alerta acerca de las implicaciones que una medida como esta tiene sobre el normal abastecimiento de alimentos en la ciudad capital y zonas cercanas”, dijo la cámara en un comunicado publicado ayer. 

Según esta institución, el desalojo de estas instalaciones afectaría los empleos directos de unas 1,500 personas y los ingresos por empleos indirectos de otras 4,000. 

La cámara señala, además, que estos son “espacios desde donde se realizan importantes actividades comerciales e industriales para el transporte y la distribución de sus alimentos y bebidas a la Gran Caracas y zonas aledañas”. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación