Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Caracas

Empresarios llaman a Maduro a corregir el rumbo de Venezuela

La cúpula empresarial tiende la mano al régimen para solucionar aguda crisis que atraviesa el país

Escasez en Venezuela

Tras la implementación del Socialismo del Siglo XXI, Venezuela se encaminó a una crisis, generando escasez de diversos bienes. | Foto por Archivo

Tras la implementación del Socialismo del Siglo XXI, Venezuela se encaminó a una crisis, generando escasez de diversos bienes.

CARACAS. El presidente de Fedecamaras, la principal patronal de Venezuela, Francisco Martínez, tildó ayer de “muy aguda” la crisis económica nacional y estimó que el presidente, Nicolás Maduro, debe adoptar correctivos “muy fuertes” y “consensuados”. 

“Estamos dispuestos a acompañar al Gobierno si, y solo si estamos incluidos en el consenso, toma medidas correctivas (...); uno no puede ocultar la realidad y en este momento hay una crisis muy aguda que debe ser atacada por un proyecto consensuado entre el sector público y el privado”, dijo en la emisora privada Televen. 

Una aguda escasez en los mercados establecidos, principalmente de alimentos y medicinas, y su irregular aparición a precios encarecidos en mercados informales y su adicional fuga al exterior como contrabando son algunas de las secuelas de la crisis. 

Maduro achaca la crisis a una “guerra económica” de la oposición y a los empresarios de Fedecamaras, y estos, a su vez, a malas políticas macroeconómicas y a la corrupción. 

La inflación acumula un 74% en los primeros seis meses del año, según cifras extraoficiales de la oposición, ya que el régimen de Maduro ha optado por no informar de los repuntes de los precios. 

La última cifra oficial dio cuenta en enero pasado, cuando oficialmente el régimen admitió que la economía nacional cerró 2014 en recesión, de que la inflación el año pasado fue de casi un 70%. 

El Fondo Monetario Internacional (FMI) alertó el mes pasado que Venezuela tendrá una tasa de inflación superior al 100% en 2015 y que ahondará su recesión hasta el 7 % este año, en el marco de una política macroeconómica que considera “insostenible”. 

Martínez dijo que “es válido” que los miembros del régimen tengan “una visión ideológica” socialista, pero no que ello “les impida ver la realidad económica del país” y minimizar la necesidad de un diálogo nacional para adoptar correctivos de común acuerdo. 

“El Gobierno no cree ni confía en los empresarios y tampoco el sector privado en el Gobierno” y ese es un primer escollo que debe superarse, evaluó el presidente de Fedecamaras. 

Tras ello, y porque “todos queremos un mejor país, todos queremos salir de la crisis”, se deben adoptar de manera consensuada “medidas muy fuertes”, sostuvo. 

Entre estas nombró “una revisión del control de cambio”, que desde 2003 deja en exclusivo poder estatal la administración de las divisas, y también “la revisión de los controles de precios y la protección de la propiedad privada”. 

“Yo le tiendo la mano al país y por ende al Gobierno” en busca de un diálogo que lleve a “la construcción de acuerdos que generen resultados tangibles” y abandone una retórica que ha terminado “en insultos”, porque “solo se pierde tiempo en actitudes deplorables”, agregó. 

“Hay radicales en ambos lados, pero son minoría”, añadió Martínez. 

Fedecamaras ha solicitado al régimen chavista la nulidad o reformas de normas tales como la Ley de Precios Justos que establece ganancias sobre los costes no mayores al 30 % pues, asegura, “atenta contra las libertades económicas” consagradas en la Constitución. 

También ha recurrido al Tribunal Supremo de Justicia en contra de esta ley, en vigor desde el año pasado. 

Otra norma que también ha sido objeto de críticas por parte de Fedecamaras es la Ley del Trabajo, aprobada en 2012, que redujo la jornada laboral a 40 horas semanales y tornó obligatorio el disfrute de dos días de descanso consecutivos, entre otros asuntos que afectan la producción y la productividad, según la patronal.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación