Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Egipto debe servir de espejo para Maduro

La Revista Semana, de Colombia, hace un análisis del mensaje que el caso egipcio envía a otros países.

COLOMBIA. La política de Egipto y Venezuela es muy distinta, pero el golpe militar contra Mohamed Mursi puede servirle de espejo a Nicolás Maduro, publica el medio colombiano Revista Semana en su edición de ayer.

En el análisis hace una comparación entre el derrocado presidente de Egipto y el mandatario de Venezuela.

Indica que en Caracas el golpe militar a Mursi motivó comentarios en las redes sociales, sobre todo entre venezolanos de tendencia opositora, que opinaron que la lucha y resistencia de los egipcios era un ejemplo a seguir en el país.

"Lo que sucedió en Egipto puede ser un campanazo de alerta para el gobierno venezolano", dice la revista.

Luego añade que "aparentemente, Mohamed Mursi y Nicolás Maduro no tienen mucho en común. Mursi tiene un doctorado de una universidad en los Estados Unidos, Maduro no tiene educación formal. El presidente de Venezuela es la continuidad de la política chavista; Mursi, en cambio, era el candidato que acababa con el legado de Mubarak.

Sin embargo, en lo que sí se parecen tanto Maduro como Mursi es que ambos sostienen una relación con los Estados Unidos por debajo de cuerda, que se traduce en acuerdos comerciales, entre otros, mientras que por los micrófonos acusan a los gringos de estar financiando ONG desestabilizadoras que atentan contra su proyecto político, dice Revista Semana.

Y agrega que "el derrocamiento de Mursi puede servirle de espejo a Maduro" y que si bien Maduro no ha enfrentado protestas masivas de descontento como las de Tahrir, de no lograr solucionar los apremiantes problemas que enfrenta Venezuela y de no adoptar una actitud más conciliadora "podría toparse con un descontento social que ponga a tambalear su gobierno".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación