Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU. prevé una nueva ola de menores migrantes centroamericanos

Abrirá tres nuevos albergues para los niños migrantes no acompañados que ingresen a suelo estadounidenses en la primavera y verano de 2016. Estarán ubicados en  Colorado, Florida y Nuevo México.

inmigración

El gobierno de Estados Unidos planea abrir tres nuevos albergues en igual número de estados para alojar a los niños migrantes que viajan solos, como parte de las medidas adoptadas por las autoridades para enfrentar una nueva ola de menores centroamericanos que entren al país de manera ilegal.

Los albergues temporales en Colorado, Florida y Nuevo México, todos en propiedad federal, se suman a los que fueron instalados en diciembre en las afueras de Dallas a fin de atender el mayor número de migrantes que se prevé llegarán durante la primavera y el verano de 2016.

El gobierno federal intenta evitar que se repita lo sucedido durante el verano de 2014, cuando el número de niños procedentes de Guatemala, Honduras y El Salvador que ingresaron en Estados Unidos fue tan alto que hubo necesidad de alojarlos en instalaciones de la Patrulla Fronteriza que no están diseñadas para acogerlos.

Esta situación también apartó a los agentes de sus labores de vigilancia fronteriza aun cuando la ley estadounidense prevé que los menores de 17 años que ingresen solos en el país sean entregados al Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos (HHS por sus siglas en inglés).

El HHS tiene previsto albergar 1.000 menores en un almacén al que se hicieron renovaciones en el gigantesco complejo del Federal Center en Lakewood, un suburbio de Denver. Otros 800 serán acomodados en una instalación de Job Corps en Homestead, Florida, y 400 más en la Base Holloman de la Fuerza Aérea en Nuevo México, dijo el jueves Mark Weber, portavoz del HHS.

Los nuevos albergues previstos, además de los campamentos abiertos en los condados Rockwall y Ellis en Texas, representan un incremento de 42 % a las 8.400 camas disponibles en este tipo de instalaciones que utilizó la agencia en 12 estados, principalmente a lo largo de la frontera con México. Los menores acomodados en los albergues, en su mayoría de entre 14 y 17 años, permanecen en esos lugares un promedio de 32 días. 

Reciben educación y atención médica mientras se les acomoda con patrocinadores a la espera de una decisión sobre si serán deportados o se les permitirá permanecer en Estados Unidos.

El gobierno federal notificó discretamente el miércoles a las autoridades de Colorado y Florida sobre la decisión de abrir los albergues respectivos en cada estado. 

La semana pasada, el secretario de Defensa, Ashton Carter, ordenó a funcionarios de la Base Holloman de la Fuerza Aérea que efectúen los preparativos necesarios para alojar a partir de enero a los niños migrantes en un inmueble vacío que utilizó el 4to Escuadrón de Vigilancia Espacial.

Los menores podrían llegar a la instalación de Florida en febrero como fecha más próxima. El almacén en Colorado necesita todavía renovaciones y no abrirá sino hasta abril, según las previsiones.

Cerca de 30,000 niños migrantes centroamericanos fueron detenidos entre enero y octubre de 2015 en México, según la Unidad de Política Migratoria (UPM) de la Secretaría de Gobernación (SG).  

En los primeros diez meses del año pasado, periodo del registro, el Instituto Nacional de Migración (INM) detuvo a 29,217 menores, cifra que superó en 6,121 al mismo periodo de 2014 y en 19.587 al registró de 2013. La cifra supera en 27 % a la correspondiente al mismo periodo de 2014.

Guatemala, Honduras y El Salvador concentran el 97.6 % del total de los menores migrantes detenidos por las autoridades migratorias mexicanas, mientras que el 2.4 % restante corresponde a otros países. 

Los menores guatemaltecos encabezan la lista con 12,649, siguen los hondureños con 7,707 y los salvadoreños con 6,210, unas cifras que refieren a personas ingresadas en las estaciones migratorias bajo el procedimiento administrativo de presentación por no acreditar su situación migratoria.

Protestas por plan de deportación
Según el documento, en los primeros diez meses de 2015, el flujo de guatemaltecos es el que más ha aumentado y ya superó a lo registrado en todo 2014 en 76 %.

El jueves, unos 50 hispanos, entre ellos líderes comunitarios, protestaron frente a un centro de detención de inmigrantes cercano a Chicago (Illinois, EE.UU.) contra posibles redadas para deportar familias indocumentadas que ingresaron a partir de 2014. 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación