Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU. lanza advertencia a régimen de Venezuela

El senador Robert Menéndez afirma que en Venezuela experimentan una "regresión" al erosionar las libertades de los venezolanos al estilo de Cuba

EE.UU. lanza advertencia a régimen de Venezuela

EE.UU. lanza advertencia a régimen de Venezuela

EE.UU. lanza advertencia a régimen de Venezuela

Estados Unidos advirtió al régimen de Nicolás Maduro en Venezuela de duras consecuencias sino cesa la represión contra los sectores opositores y si no deja la persecución del dirigente Leopoldo López.

Así lo reveló el mismo Maduro, quien rechazó las exigencias del gobierno estadounidense y ordenó la expulsión de tres funcionarios consulares de EE. UU.

Poco antes el presidente del Comité de Exteriores del Senado de Estados Unidos, el demócrata Robert Menéndez, afirmó que la crisis que está pasando Venezuela está experimentando "un trayecto regresivo con la erosión de las libertades de sus ciudadanos".

Menéndez se refirió así a las protestas y brotes de violencia de los últimos días en Venezuela, donde, según reiteró, "las manifestaciones pacíficas del pueblo" han sido respondidas "con actos de violencia organizados por el gobierno". "Venezuela es una nación rica en recursos naturales merecedora de un futuro de esperanza y prosperidad; sin embargo, este país sigue en un trayecto regresivo con la erosión de las libertades de sus ciudadanos, el estado de la economía de mal en peor, y la profundización de vínculos del gobierno con el régimen cubano mientras modelan el control de la sociedad en base a este", dijo.

"Los venezolanos están vocalizando sus frustraciones, comparando al presidente (Nicolás) Maduro a un títere del gobierno cubano y clamando su oposición a la subida del autoritarismo en su nación. (...) Nosotros en EE. UU. estamos escuchando atentamente y no vamos a pasar por alto la difícil situación de los venezolanos siendo oprimidos por el gobierno", agregó.

El senador cubanoestadounidense, que ayer comenzó una gira por México y Colombia, insistió además en que "todo aquel que haya causado el derramamiento de sangre innecesario debe de rendir cuentas" y "poner fin a sus actividades violentas".

Un día antes, también el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, pidió al Gobierno de Venezuela que libere a los manifestantes opositores detenidos durante los disturbios ocurridos esta semana y que restaure la calma ante los recientes episodios violentos.

Kerry condenó los hechos y manifestó la "profunda preocupación" que tiene Estados Unidos ante lo ocurrido.

"Hacemos un llamamiento al Gobierno venezolano para que proporcione el espacio político necesario para un diálogo significativo con el pueblo venezolano y para que libere a los manifestantes detenidos. Instamos a todas las partes a trabajar para restaurar la calma y que se abstengan de la violencia", externó.

Kerry enfatizó en que "estamos particularmente alarmados por los informes de que el Gobierno venezolano ha arrestado o detenido a decenas de manifestantes opositores y por la emisión de una orden de arresto contra el líder opositor Leopoldo López". De hecho, ayer allanaron la vivienda de López y luego él convocó a una marcha mañana (nota aparte).

En respuesta, Maduro advirtió que no se meterán con Venezuela. "Yo no recibo órdenes de nadie, sólo del pueblo", sentenció y anunció la expulsión de tres diplomáticos de EE. UU. en Caracas.

Otras voces de preocupación por lo que pasa en Venezuela han sido de la Alta Comisionada de la ONU por los Derechos Humanos, Navi Pillay; del secretario ejecutivo de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y de la Alta Representante de Asuntos Exteriores de la Unión Europea (UE), Catherine Ashton, quienes han condenado la violencia.

Quinto día de protestas

Centenares de estudiantes y ciudadanos contrarios al Gobierno se volvieron a concentrar ayer en las principales plazas de Caracas y en otras zonas del país de forma pacífica para continuar con las reivindicaciones de los últimos días.

Valle Abajo, El Paraíso, parte del norte de Caracas, San Bernardino, Candelaria y en el Este de la ciudad, en lugares como El Cafetal y Santa Fe, los vecinos sonaron cacerolas en señal de protesta contra el Gobierno chavista por el trato a los estudiantes, la inseguridad y el alto costo de la vida, reportó el diario El Universal.

También un grupo numeroso de médicos que laboran en distintos entes de salud del estado Táchira se sumaron a las manifestaciones no sólo para apoyar a los estudiantes, sino como medida de queja ante la falta de insumos en el Hospital Central de San Cristóbal, informó Últimas Noticias.

Desde el miércoles miles han salido a las calles para protestar contra el gobierno de Maduro. En esa jornada murieron tres jóvenes, hubo decenas de heridos y detenidos. Eso ha provocado que más sectores se unan en las calles contra Maduro.

Para José Vicente Rangel, un político de izquierda afín al chavismo, lo que sucede en Venezuela podría desembocar en una "guerra civil".

"Venezuela atraviesa un momento crucial: o repudia con contundencia la violencia o sucumbe ante ella, no puede haber ambigüedad. El Gobierno tiene que actuar con energía en el marco de la ley y la Constitución y la oposición tiene que colocarse a derecho y repudiar a los aventureros, de lo contrario el país estará marchando hacia una guerra civil o la disolución de la República", sentenció Rangel ayer, según cita el canal colombiano NTN24 en su sitio electrónico.

"El 12-F hubo un desbordamiento del odio similar al que ocurrió el 11 de abril de 2002", expresó, tras rechazar los actos de violencia.

Luego sostuvo que "no es difícil establecer responsabilidades de los hechos ocurridos", porque a su juicio "hay suficientes declaraciones y amenazas de dirigentes políticos, además de material audiovisual que ayudarán a determinar culpabilidades.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación