Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU.: No hay "pase libre" en el sistema de inmigración

Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional, advirtió el miércoles a las familias centroamericanas que "no hay permisos para que sus hijos vengan a Estados Unidos"

EE.UU.: No hay "pase libre" en el sistema de inmigración

EE.UU.: No hay "pase libre" en el sistema de inmigración

EE.UU.: No hay \"pase libre\" en el sistema de inmigración

Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional, advirtió el miércoles a las familias centroamericanas que "no hay pase libre" en el sistema de inmigración de Estados Unidos, después de visitar una instalación en Arizona que alberga cientos de niños que fueron detenidos en la frontera en las últimas semanas.

La gobernadora de Arizona, Jan Brewer, acérrima crítica de las políticas de inmigración del gobierno del presidente Barack Obama, visitó con Johnson una nave de Nogales que ha sido convertida en albergue y dijo que el gobierno no está haciendo su tarea de controlar el aumento arrollador de niños que migran solos sin documentos a Estados Unidos.

"Maldición, el gobierno federal tiene un trabajo por hacer", exclamó.

Miles de familias centroamericanas y de niños solos han estado llegando a Estados Unidos en meses recientes huyendo de la violencia, asesinatos y extorsión de bandas criminales en Guatemala, El Salvador y Honduras. Muchos tienen la impresión de que recibirán indulgencia de las autoridades estadounidenses una vez que lleguen.

"Quiero enfatizar a todos, entre ellos los padres de niños, padres que quizá estén considerando enviar a su hijo desde Centroamérica, que se trata de un viaje peligroso y que al final no hay un pase libre, no hay 'permisos' (ha dicho esto último en español) para que sus hijos vengan a Estados Unidos", dijo Johnson.

Pero aunque Johnson ha prometido difundir su mensaje, Brewer dice que el gobierno federal no está haciendo todo lo posible para detener la inmigración no autorizada.

Aproximadamente 900 niños están retenidos en la instalación de Nogales, donde son procesados y luego entregados al Departamento de Salud y Servicios Humanos mientras se tramita su deportación. Con frecuencia son entregados a sus familiares en Estados Unidos antes de completar sus casos en los tribunales de inmigración.

Johnson dijo que los niños tienen una atención adecuada.

"Tengo que decir que los niños, aunque no es una situación ideal, parecen bien atendidos dadas las circunstancias", señaló el secretario.

Pero el jefe de Seguridad Nacional ha guardado silencio sobre cuántos chicos han sido enviados a Arizona, cuántos han sido liberados y cuántos han sido referidos a las autoridades de inmigración, como se exige.

Funcionarios de inmigración han dejado en libertad a una cifra grande de mujeres con niños que cruzaron la frontera sin permiso para ingresar a Texas, dejándolos en estaciones de autobuses Greyhound en Phoenix y Tucson con expectativa de que se reportarán a las autoridades en un plazo de 15 días. Los funcionarios se han negado a responder cuántas personas se han reportado.

Desde el inicio del año presupuestario en octubre, agentes de la Patrulla Fronteriza han arrestado más de 52,000 niños inmigrantes que han cruzado la frontera solos. Esa cifra incluye 9,000 únicamente en mayo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación