Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU. está listo para atacar a Siria con misiles desde el mar

La inminente operación sería de dos o tres días y podría iniciar mañana, dicen medios

Este tipo de armamento ruso ha sido desplegado hacia Siria, país que afirma que se defenderá si EE.UU. lo ataca.

Este tipo de armamento ruso ha sido desplegado hacia Siria, país que afirma que se defenderá si EE.UU. lo ataca.

Este tipo de armamento ruso ha sido desplegado hacia Siria, país que afirma que se defenderá si EE.UU. lo ataca.

ESTADOS UNIDOS. Las fuerzas armadas de Estados Unidos están listas para atacar Siria si el Presidente Barack Obama da la orden, dijo ayer el secretario de Defensa, Chuck Hagel, en momentos en que Washington se prepara para declarar formalmente que se usaron armas químicas en la guerra civil siria.

Según publicaron "The Washington Post" y "NBC News", basados en información de altos funcionarios de la Casa Blanca, los ataques a Siria comenzarían mañana en una operación relámpago con misiles lanzados desde buques del Mediterráneo que durarían dos o tres días.

"Estamos preparados. Hemos movido recursos en la zona para poder cumplir con cualquier opción que el presidente desee", dijo en una entrevista a la BBC.

La NBC asegura que fuentes militares apuntan a que el ataque podría ser "tan pronto como este jueves", publicó también el periódico español El Mundo.

"El Pentágono quiere una operación rápida para evitar el coste que supone llevar más barcos a la zona y el peligro de involucrarse más en la guerra civil siria", indica el diario.

Y reseña que el Presidente Obama ha insistido en que quiere evitar una intervención parecida a las de Irak, Afganistán o incluso Libia.

Más bien, las acciones militares serían un mensaje de advertencia para el presidente sirio, Bachar Al Assad, después de las denuncias de los ataques con armas químicas la semana pasada y no medidas radicales encaminadas a derrocar al líder sirio o a fortalecer a las fuerzas opositoras.

Funcionarios estadounidenses dijeron que la información de inteligencia apunta contundentemente hacia el gobierno de Bashar Al Assad como el culpable de los ataques químicos, una acusación que Assad calificó como "absurda".

Estados Unidos, junto con sus aliados en Europa, prepara el terreno para la respuesta más agresiva desde que comenzó la guerra civil de Siria hace más de dos años en la que han muerto más de 90 mil personas, según datos de la ONU.

Sin embargo, funcionarios estadounidenses dijeron ayer por la mañana que el Presidente Barack Obama aún no ha decidido cómo responder al uso de gases letales, una acción que, según dijo en agosto del año pasado, traspasaría la "línea roja" para una intervención en ese país.

El gobierno de Obama ya ha dicho que hay evidencia "irrefutable" de un ataque con armas químicas a gran escala en Siria. Un funcionario dijo que algunas de las pruebas incluyen señales de inteligencia, información obtenida al interceptar comunicaciones.

La evaluación de Washington también se basa en el número de víctimas reportadas, los síntomas de los muertos y heridos, además de los relatos de los testigos.

Los funcionarios insistieron en el anonimato porque no estaban autorizados a hablar públicamente sobre las deliberaciones internas.

Por su parte, el primer ministro británico David Cameron convocará mañana a una reunión de emergencia del Parlamento, donde se espera que los miembros voten una moción para despejar el camino para una respuesta británica al ataque con químicos.

El apoyo internacional crecía ayer, ya que también en París, el presidente Francois Hollande dijo que Francia está "lista para castigar a aquellos que tomaron la decisión atroz de gasear inocentes".

Y la Liga Árabe, un cuerpo de 22 miembros, dominada por Arabia Saudí y Catar, también pidió justicia, al tiempo que culpó del ataque al gobierno sirio.

La respuesta militar más probable implicaría ataques con misiles crucero lanzados desde el mar contra objetivos militares sirios. La armada estadounidense tiene cuatro barcos destructores en la zona oriental del Mediterráneo, en un radio donde pueden alcanzar objetivos sirios, además de tener aviones en la región.

La Casa Blanca también estudia las justificaciones legales para adoptar tales medidas sin la aprobación de la ONU, donde se da por descontado que Rusia bloquearía cualquier acción del Consejo de Seguridad contra Siria con su derecho de veto por ser miembro permanente del órgano.

Rusia advirtió ayer de las "consecuencias catastróficas" que podría tener una intervención en Siria sin el mandato de la ONU y dan por hecho una acción militar de una coalición liderada por Estados Unidos.

Italia, por su parte, insiste en que cualquier ataque debe ser autorizado por el Consejo de Seguridad.

Mientras tanto, la ONU visitaría hoy la zona de los supuestos ataques químicos en Damasco. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación