Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

EE.UU. elimina a peligroso jefe de Al Qaeda en Siria

El terrorista comandaba una célula encargada de organizar atentados en países occidentales

Abdul Mohsen Abdalá Ibrahim al-Charej, comandate de Al Qaeda en Siria, murió en un ataque aéreo.

Abdul Mohsen Abdalá Ibrahim al-Charej, comandate de Al Qaeda en Siria, murió en un ataque aéreo.   | Foto por @shiapost

Abdul Mohsen Abdalá Ibrahim al-Charej, comandate de Al Qaeda en Siria, murió en un ataque aéreo.  

WASHINGTON. El Pentágono confirmó que abatió en un bombardeo a Sanafi al Nasr, cabecilla del temible grupo Khorasan. El yihadista jugó un papel clave en el reclutamiento de nuevos miembros y en las finanzas de la red terrorista.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, precisó que el comandante terrorista murió junto con otro miembro saudí y otro marroquí de la organización, el Frente Nusra, una afiliada local de Al Qaeda.

El ejército estadounidense confirmó ayer que un ataque aéreo en Siria por parte de las fuerzas de coalición que encabeza Estados Unidos mató a uno de los principales jefes de Al Qaeda.

El Pentágono informó que el saudí Abdul Mohsen Abdalá Ibrahim al-Charej, mejor conocido como  Sanafi al Nasr,  fue “un yihadista de toda la vida, experto en enviar dinero y combatientes” a las redes terroristas.

Un comunicado del Departamento de Defensa mencionó que las fuerzas de coalición realizaron el ataque aéreo el jueves sobre el noroeste de Siria.

De acuerdo con Estados Unidos, el hombre en cuestión fue una figura destacada en el grupo Khorasan, una célula secreta de operadores de Al Qaeda que las autoridades estadounidenses dicen fueron enviados desde Pakistán a Siria para tramar ataques contra Occidente.

El secretario de Defensa Ash Carter informó que la operación militar “asesta un golpe significativo” a los planes del grupo Khorasan de atacar a Estados Unidos y sus aliados.

Era considerado uno de los importantes cabecillas saudíes en la organización de Al Qaeda. Combatió en Afganistán desde 2007, como también hizo su padre en los años ochenta contra la ocupación soviética. 

Al Nasr trabajó para la red de al Qaeda situada en Irán, en 2012 pasó a encargarse de las finanzas del grupo y se mudó a Siria en 2013, según un comunicado del Pentágono.

Desde agosto de 2014, Al Nasr estaba en la lista de terroristas del Departamento del Tesoro estadounidense. 

Un funcionario estadounidense que no estaba autorizado para comentar públicamente sobre el ataque y habló en condición de anonimato afirmó que un drone estadounidense localizó y bombardeó al jefe terrorista.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que depende de una red de activistas en Siria, dijo que un comandante egipcio escapó del bombardeo. Dijo que los cuatro hombres habían sido enviados a Siria por el máximo cabecilla de Al Qaeda Ayman al-Zawahri.

Según los foros yihadistas, los otros dos extremistas muertos en ese ataque son Ali al Utaibi (alias “Abdelmalek al Yazrauí”, también de nacionalidad saudí) y Suhail Nuh (alias “Abu Yaser al Magrebi”, de nacionalidad marroquí). 

Se trata del quinto cabecilla del grupo Khorasan asesinado en los últimos cuatro meses, indicó el Departamento de Defensa.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación