Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU. defenderá la democracia contra populistas

EE.UU. promete retar al populismo y minimiza influencia iraní en Latinoamérica

La secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para Latinoamérica, Roberta Jacobson. foto edh /archivo

La secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para Latinoamérica, Roberta Jacobson. foto edh /archivo

La secretaria de Estado adjunta de Estados Unidos para Latinoamérica, Roberta Jacobson. foto edh /archivo

WASHINGTON. Sin mencionar a ningún país directamente, la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson aseveró que seguirá defendiendo la democracia de los dirigentes populistas que ponen en riesgo la libertad de expresión en América Latina y minimizó la influencia de Irán en la región.

Ante el subcomité del Hemisferio Occidental en la Cámara de Representantes, Jacobson aseguró ayer que EE.UU. seguirá trabajando de la mano con la OEA en defensa de los medios de comunicación independientes y de las instituciones democráticas.

"Los populistas que son impacientes o incluso irrespetuosos con los procesos de la democracia están cerrando o subyugando medios y buscando controlar tribunales y parlamentos", dijo.

EE.UU. ha analizado de cerca la situación en Venezuela, donde Hugo Chávez, reelecto en los comicios de octubre, no pudo jurar su nuevo mandato (2013-2019) el 10 de enero por sus problemas de salud.

Al respecto, Jacobson consideró que, ante la posibilidad de que se produzca una transición política en Venezuela, "EE.UU. tiene un papel que representar", al defender en la OEA y en sus intercambios con los venezolanos "la necesidad de que cualquier elección sea libre, abierta y justa".

También se refirió a la creciente actividad de Irán en el continente, ante la que el Departamento de Estado está elaborando una estrategia de respuesta que ella misma está coordinando y que entregará al Congreso en junio. Jacobson reconoció que Irán ha firmado "muchos acuerdos diplomáticos y actividades en la región", pero aseguró que "no parece que estén dando frutos".

El informe que elabora EE.UU. tendrá una buena parte clasificada, según adelantó, aunque también una porción pública que reflejará "lo que hacemos para supervisar la influencia de Irán y responder cuando se violan las sanciones".

"Gran parte de lo que creemos que es crítico para responder a Irán es trabajar con otros países, para ver si hay información que podamos compartir", afirmó. "No siempre es posible, pero muchos países están preocupados de no tener la información que necesitan para supervisar ellos también (las actividades iraníes)".

El Congreso aprobó el año pasado una ley que obligaba al Gobierno a elaborar una estrategia al respecto y describir detalladamente las actividades de Irán, su Guardia Revolucionaria, sus Fuerzas Quds y el grupo libanés Hizbulá.

Según esa ley, Irán ha construido 17 centros culturales en América Latina y en la actualidad mantiene 11 embajadas, en comparación con seis en 2005. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación