Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU. confirma que Cuba liberó a 53 prisioneros políticos

Los prisioneros estaban en una lista de opositores destacados cuya liberación se solicitaba como parte del acuerdo entre ambos países

Un día después de su liberación, Wilberto Parada, de 42 años (al centro), con su hijo y esposa, son vistos reflejados en un espejo durante una entrevista en su casa en La Habana, Cuba.

Un día después de su liberación, Wilberto Parada, de 42 años (al centro), con su hijo y esposa, son vistos reflejados en un espejo durante una entrevista en...

Un día después de su liberación, Wilberto Parada, de 42 años (al centro), con su hijo y esposa, son vistos reflejados en un espejo durante una entrevista en su casa en La Habana, Cuba.

Cuba completó la liberación de 53 presos políticos, que fue parte del acuerdo histórico anunciado el mes pasado entre Washington con La Habana, confirmó el lunes el gobierno estadounidense. La medida despeja un obstáculo importante para la normalización de las relaciones entre ambos países después de más de cinco décadas de distanciamiento.

La organización defensora de los derechos humanos más importante de Cuba dijo que no se le ha informado de cualquier liberación de prisioneros desde el jueves, cuando su recuento sumaba 41.

La Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional ha mantenido un seguimiento estrecho de la liberación de los presos desde que comenzaron la semana pasada, al informar de ellas en cuestión de horas después de escuchar a familiares de los ex presos o de ellos mismos.

Las liberaciones han estado cubiertas en la confusión, debido tanto a la renuencia de Estados Unidos como de Cuba de revelar los nombres de quienes estaban incluidos en la lista.

Los prisioneros estaban en una lista de opositores destacados cuya liberación se solicitaba como parte del acuerdo de Estados Unidos y Cuba. Varias organizaciones de derechos humanos denunciaron que los opositores habían sido encarcelados por el gobierno cubano por ejercer las libertades protegidas a nivel internacional o por buscar reformas políticas y sociales en Cuba.

Hablando en Louisville, Kentucky, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU dijo que los prisioneros fueron liberados en los últimos días. "Aunque damos la bienvenida como el paso que es, algo alentador para sus familias, esto no resuelve los problemas más grandes de los derechos humanos en la isla", dijo Samantha Power, de acuerdo con declaraciones preparadas.

Momentos antes, un funcionario que viaja con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo en Islamabad que Estados Unidos verificó las liberaciones.

Power habló el lunes durante un evento organizado por el líder de la mayoría en el Senado, el republicano Mitch McConnell. El funcionario esbozó las cuestiones que el gobierno federal y el Congreso de mayoría republicana podrían trabajar juntos, así como los temas en los que están separados.

Ambas partes quieren que avancen las libertades en Cuba, dijo, pero no están de acuerdo en la estrategia.

"Algunos de los defensores más acérrimos del embargo son demócratas y republicanos con profundos lazos con la isla: Personas cuyas familias llegaron a Estados Unidos huyendo de la represión de los Castro", explicó Power.

"Se trata de hombres y mujeres que están completamente dedicados a hacer todo lo posible para asegurarse de que los cubanos de la isla lleguen a disfrutar de una libertad verdadera, por lo que es importante reconocer que aunque puede haber desacuerdos sobre la mejor manera de llegar a ello, compartimos un objetivo común, de promover los derechos del pueblo cubano", agregó.

Power dijo que ya están ocurriendo cambios en Cuba. Cuando la artista cubana Tania Bruguera y otros activistas fueron detenidos después de anunciar un evento contra el gobierno en la histórica Plaza de la Revolución de La Habana, dijo, cerca de 300 artistas cubanos firmaron una carta en la que pidieron su puesta en libertad.

"A pesar de un temor genuino, los cubanos hicieron oír su voz", dijo Power. "El gobierno de Castro se vio obligado a explicar por qué prefirió detener a una mujer que dejarla hablar libremente en una plaza pública", añadió.

En diciembre, ambos gobiernos acordaron avanzar hacia la restauración de las relaciones diplomáticas como parte de un acuerdo donde Cuba liberaría a un ciudadano estadounidense, así como a un cubano que espiaba para Estados Unidos y a varios disidentes presos. A cambio, Estados Unidos liberó a varios espías cubanos. El acuerdo llegó después de 50 años de hostilidad entre las dos naciones.

"Ciertamente, para esos 53 presos fue muy importante. No sabemos quiénes son", dijo el lunes el senador republicano por Florida Marco Rubio en declaraciones al programa de televisión "CBS This Morning".

Rubio dijo que aunque él apoya la mejora de relaciones con Cuba, le preocupa que La Habana obtenga prácticamente todo lo que quiere de Estados Unidos a cambio de "estos cambios mínimos".

Añadió que él quiere tener la certeza de que la mejora de relaciones sea igualmente beneficiosa para Estados Unidos.

"Lo que me interesa para Cuba es la libertad y la democracia", dijo Rubio, miembro de la Comisión de Relaciones Exteriores de la cámara alta y posible aspirante a la candidatura presidencial de su partido.

Agregó que "no hay un ejemplo actual" en el mundo de un "gobierno de tiranía resistente" que avance hacia una mayor libertad y democracia como resultado de cambios en las relaciones internacionales basados en incentivos económicos.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación