Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dos periodistas al frente de la gerencia del canal Globovisión

La venta del canal se hará al empresario de seguros, Raúl Gorrin y se concretará en las próximas horas. No se prevé cambio en la programación.

Globovisión ha sido objeto de multas millonarias por su cobertura informativa, crítica al Gobierno de Venezuela y ha sido atacado por turbas de chavistas. Foto edh / EFE.

Globovisión ha sido objeto de multas millonarias por su cobertura informativa, crítica al Gobierno de Venezuela y ha sido atacado por turbas de chavistas. Foto edh / EFE.

Globovisión ha sido objeto de multas millonarias por su cobertura informativa, crítica al Gobierno de Venezuela y ha sido atacado por turbas de chavistas. Foto edh / EFE.

CARACAS. Carlos Zuloaga, vicepresidente actual de Globovisión, anunció que los nuevos directores del canal son Leopoldo Castillo y Vladimir Villegas.

Informó que ambos estarán acompañados por el comité editorial que ahora dirige la pantalla. Señaló que la firma de la venta de la televisora se concretará en las próximas horas.

Vladimir Villegas, es el hermano del actual ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, y quien fue pieza política importante de Hugo Chávez en sus inicios pero que terminó siendo un fuerte crítico del gobierno. Leopoldo Castillo, es el actual conductor del programa "Aló Ciudadano" y reconocido por su trabajo periodístico de confrontación al oficialismo.

Zuloaga destacó que, por el momento, no se ha planteado un cambio en la programación, "incluso se ha hablado de mantener todos los programas de opinión que tenemos hasta el momento", aseguró. Juan Domingo Cordero, junto a Gustavo Perdomo y Raúl Gorrín siguen al frente de la negociación, según destacó el empresario.

Agregó que una vez concretada la venta, renunciará y permanecerá en el canal durante un tiempo para el proceso de transición.

Globovisión, el canal privado crítico del gobierno en Venezuela que enfrenta diez procedimientos sancionatorios abiertos por Conatel durante el gobierno del fallecido presidente Hugo Chávez, uno de ellos en el periodo de Nicolás Maduro, se prepara para su cierre y venta.

Mientras avanza la negociación crece la incertidumbre entre sus 500 empleados por los cambios que se avecinan, entre ellos, acabar con uno de los pocos medios independientes del país y afectar la nómina de trabajadores, aunque el presidente de la estación, Guillermo Zuloaga, ha solicitado a los posibles compradores que la deje intacta.

Los representantes del canal están a la espera de que la Comisión Nacional de Telecomunicaciones otorgue el permiso para que se lleve a término la negociación, tal como lo dispone la ley. Públicamente ha trascendido que los interesados en adquirir el canal pertenecen a la banca y seguros, específicamente de la empresa La Vitalicia, cuyo accionista, Raúl Gorrín, comprará el 96% de las acciones, mientras que Juan Cordero se reservará el 6% del paquete.

Cordero, tío político de Zuloaga, también es dueño de La Vitalicia y fue presidente de la Bolsa de Valores de Caracas. Según versiones periodísticas, tiene buenas relaciones con el gobierno chavista y su empresa tiene muchos contratos con instituciones estatales. Globovisión ha sido objeto de multas millonarias por su cobertura informativa.

En marzo pasado, Zuloaga dijo que el régimen abrió el décimo procedimiento contra el medio por una supuesta interferencia en una alocución oficial de Maduro.

Las instalaciones del canal han sido atacadas por chavistas, el gobierno ha presionado para que muchas empresas no publiciten en el medio y sus periodistas han sufrido hostigamiento constante, según Zuloaga, quien está exiliado.

El directivo expresó en una carta que se sintió "obligado a vender el medio porque prolongaría la vida de este y le permitiría mantener a los empleados en la empresa", que son su preocupación. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación