Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE.UU.

Donald Trump pierde terreno tras debate republicano

 La empresaria Carly Fiorina subió al segundo puesto

A la derecha, Carly Fiorina; a la izquierda, Donald Trump.

WASHINGTON. El respaldo a favor del magnate Donald Trump sufrió otra merma en un sondeo dado a conocer ayer, que lo mantuvo a la cabeza de los aspirantes republicanos a la presidencia de Estados Unidos, pero sin una amplia ventaja sobre el más cercano de sus competidores.

La baja en el nivel de apoyo fue consecuencia de su desempeño durante el último de los debates republicanos, del que para una mayoría de estadounidenses la exdirectora ejecutiva de Hewlett Packard, Carly Fiorina, emergió como la clara ganadora.

El nuevo sondeo conjunto de la televisora CNN y la firma ORC colocó a Trump a la cabeza de las preferencias con 24% seguido por Fiorina con 15% y el neurocirujano Ben Carson en la tercera posición con 14%.

Para Trump, ese nivel de apoyo significó una caída de ocho puntos porcentuales respecto a una encuesta CNN/ORC conducida un mes atrás en la que Fiorina apareció 13 puntos abajo y Carson a la cabeza con 19%.

A diferencia del primer debate republicano, Trump quedó relegado esta vez a un tercer plano después que 52% de los encuestados dijo que el encuentro fue ganado por Fiorina, mientras que para 31% el magnate fue el perdedor.

Durante el debate, Fiorina pinchó glacialmente al atrevido empresario por menospreciar su imagen en unos comentarios publicados por la revista Rolling Stone.

“Creo que todas la mujeres de este país han escuchado claramente lo que el señor Trump dijo”, lanzó la candidata el miércoles con fiereza, desatando un ruidoso aplauso en la gigantesca sala.

“La única encuesta que importa es la grande. Ustedes saben cuál es. Me refiero a las elecciones”, dijo Trump al programa de CNN State of the Union en una entrevista telefónica, añadiendo que estaba sorprendido por los resultados.

Para un 14% de los republicanos que vieron el debate, el senador por Florida, Marco Rubio, fue el ganador del debate. Con ello, Rubio se colocó en la cuarta posición en la larga lista de aspirantes con un respaldo de 11%, una ganancia de tres puntos respecto del sondeo anterior.

El exgobernador de Florida, Jeb Bush, quedó relegado a la quinta posición con un respaldo de nueve por ciento, seguido por el senador por Texas, Ted Cruz, y el exgobernador de Arkansas, Mike Huckebee, con seis por ciento, de manera respectiva.

En la séptima posición quedó colocado el senador por Kentucky, Rand Paul, con 4%, seguido por el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, con 3%, el gobernador de Ohio, John Kasich, con 2% y el exsenador por Massachusetts, Rick Santorum, con apenas 1%.

Estos resultados dieron cuenta de la pérdida de terreno que Trump ha venido registrando en semanas recientes en otras encuestas, particularmente frente a Carson, quien no pudo ganar más terreno con su actuación en el último debate.

La encuesta telefónica nacional fue conducida del 17 al 19 de septiembre entre mil seis adultos seleccionados de manera aleatoria, la mayoría de los cuales están registrados para votar, y presenta un margen de error de 4.5 por ciento. 

El próximo debate televisivo está previsto para el 28 de octubre en Colorado.   

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación