Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Donald Trump orgulloso de haber sacado a Jorge Ramos de conferencia

"Creo que manejé bien eso. He recibido muchas felicitaciones", presumió el magnate durante una entrevista radial

Donald Trump

El precandidato presidencial republicano Donald Trump dijo el miércoles que está orgulloso de haber expulsado de una conferencia de prensa en Iowa a uno de los periodistas hispanos más reconocido del paí­s, en su más reciente encontronazo con la prensa.

"Creo que manejé bien eso. He recibido muchas felicitaciones", presumió Trump a la conductora de radio Laura Ingraham, un dí­a después de que sus guardaespaldas sacaran a Jorge Ramos, de la cadena Univision, del evento.

La más reciente disputa de Trump se da en un momento en que sus rivales siguen intentando descubrir la mejor manera de competir con el impredecible magnate, quien se ha disparado hasta la cima en las encuestas.

Durante un evento de campaña el miércoles en Pensacola, Florida, el ex gobernador de dicho estado, Jeb Bush, suspiró cuando un miembro del público nombró a Trump.

"¿Tenemos que hablar de ese tipo?", preguntó Bush.
Bush pasó a criticar el plan migratorio de Trump, especí­ficamente su propuesta de construir un muro fronterizo, algo que —dijo— no es práctico y contraviene los principios de los conservadores debido a su costo.

Trump ha dicho que hará que el gobierno mexicano pague el muro, sin especificar cómo planea hacerlo.

"No es factible construir un muro como la única solución", dijo Bush. "Es algo sencillo de decir y estoy seguro que es algo muy bueno para los amigos de la prensa, pero no es ni práctico ni conservador", manifestó Bush.

También criticó el enfrentamiento de Trump con Ramos, y dijo que todo periodista debe ser tratado con "dignidad y respeto". Agregó que la prensa debe hacer que Trump rinda cuentas.

"Revisen las preguntas", dijo Bush, "y se darán cuenta de que el tipo no tiene un plan".
Ramos fue readmitido en la conferencia de Trump y reanudó su discusión sobre las propuestas migratorias, interrumpiéndose el uno al otro durante el prolongado altercado.

La disputa no pasó por alto entre los demócratas, y la principal aspirante, Hillary Rodham Clinton, aprovechó la retórica migratoria de Trump para argumentar que sus posturas no son muy distintas a las de los demás candidatos republicanos.

Durante un evento en Ankeny, Iowa, Clinton dijo que Trump y sus rivales no apoyan la creación de un mecanismo para que millones de inmigrantes que viven en el paí­s de manera ilegal puedan naturalizarse. Dijo que el llamado de algunos, como Trump, para derogar la 14ta Enmienda de la Constitución, en la que se garantiza el derecho por nacimiento a la ciudadaní­a, está "fuera de lugar".

"No se dejen distraer por el exuberante que encabeza las encuestas", dijo. "La mayorí­a de los demás candidatos republicanos son iguales a Trump, pero sin el peinado".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación