Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Donald Trump descarta candidatura fuera del partido republicano

El precandidado a la Casa Blanca descartó la posibilidad de contender por un tercer partido y prometió respaldo al próximo nominado republicano a la presidencia, quienquiera que sea.

Donald Trump

El aspirante a la candidatura presidencial republicana Donald Trump descartó el jueves la posibilidad de contender por un tercer partido a la Casa Blanca y prometió respaldo al próximo nominado republicano a la presidencia, quienquiera que sea.

El multimillonario anunció su decisión en una conferencia de prensa en Trump Tower, el vistoso rascacielos de su propiedad en el centro de Manhattan, mismo sitio donde lanzó su campaña presidencial que lo tiene al frente en las encuestas.

"Lo mejor serí­a... ganar, si gano la nominación voy directamente contra quien pongan los demócratas. Y es por eso que firmé el compromiso", dijo Trump.

"Así­, juro fidelidad al Partido Republicano, a los principios conservadores que representa, y saldremos a pelear y ganaremos", señaló, parafraseando las palabras iniciales del juramento a la bandera.

El empresario multimillonario agitó el avispero en la puja por la candidatura republicana cuando, en respuesta a la primera pregunta en el debate inaugural de la campaña 2016, se negó a prometer respaldar al candidato del partido de no ser él.

Fue presionado intensamente por lí­deres del Comité Nacional Republicano, que han batallado para controlar al impredecible magnate. Trump anunció su compromiso poco después de reunirse en privado con el presidente del CNR, Reince Priebus.

La decisión pone fin, por ahora, al nerviosismo al interior del partido ante la posibilidad de que Trump cumpla su palabra y mantenga abiertas sus posibilidades. Durante el debate, señaló que eso le daba "mucha ventaja".

El compromiso no tiene valor legal. Trump podrí­a cambiar de parecer, especialmente si lí­deres establecidos del partido toman pasos agresivos para complicar su campaña en los próximos meses.

"No veo ninguna circunstancia en la cual romperí­a ese compromiso", dijo Trump el jueves.

De no ser por Trump, posiblemente no existirí­a la necesidad de un juramento de lealtad. Ninguno de los otros candidatos republicanos expresó dudas antes del debate, y el jueves, todos se apresuraron a firmar el compromiso.

"El Comité Nacional Republicano sentí­a que debí­a acorralar a Trump para obligarlo a tomar una decisión", dijo Doug Watts, portavoz de otro precandidato, el cirujano retirado, Ben Carson. "No nos quedó más que encoger los hombros".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación