Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Disidentes cubanos no irán a ceremonia de embajada EE.UU.

El secretario de Estado, John Kerry,  sí se reunirá con ellos tras el izamiento de la bandera en la isla

EE.UU. Cuba

Un militar cubano custodia el edificio donde funciona la embajada de EE.UU.  | Foto por EFE

WASHINGTON. Los disidentes cubanos, hasta ahora centro de las políticas de Estados Unidos hacia la isla, no serán invitados al histórico izamiento de la bandera estadounidense que encabezará mañana el secretario de Estado John Kerry en la nueva embajada de La Habana. 

En lugar de ello, Kerry sostendrá una reunión de bajo perfil más adelante con algunos prominentes activistas, dijeron funcionarios.

El gobierno cubano considera a sus opositores locales como mercenarios traidores al servicio de Estados Unidos. En momentos en que los dos países se acercan para restaurar sus relaciones, Cuba  ha dejado de reunirse casi completamente con políticos estadounidenses que visiten a los disidentes durante sus viajes a La Habana.

Eso significó un dilema para los funcionarios estadounidenses que organizan la ceremonia de reapertura de la embajada frente al malecón de La Habana. De invitar a los disidentes hubieran corrido el riesgo de un boicot por parte de las autoridades cubanas, incluidas aquellas que negociaron con Estados Unidos desde que los presidentes Barack Obama y Raúl Castro declararon la distensión el 17 de diciembre. Excluir a los disidentes sin duda provocará fuertes críticas de los opositores a las nuevas políticas de Obama, incluido Marco Rubio, aspirante republicano a la presidencia, de ascendencia cubana.

Funcionarios cercanos a los planes para la primera visita de un secretario de Estado en funciones a Cuba desde la Segunda Guerra Mundial, señalaron a la agencia AP, que Estados Unidos planea una solución negociada. Los disidentes no serán invitados en la embajada el viernes por la mañana, pero un pequeño grupo se reunirá con Kerry durante la tarde en la casa del embajador, donde habrá otra ceremonia.

“No sería una sorpresa que la diplomacia norteamericana priorice los contactos con el gobierno de Cuba; es lo normal”, señaló Elizardo Sánchez, de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación