Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diputado hondureño que mató a taxista: "Actué en defensa propia"

El parlamentario José Luis Galdámez acusó a los taxistas de manipular la situación. Podría ser condenado a 20 años de cárcel.

Diputado hondureño que mató a taxista: "Actué en defensa propia"

Diputado hondureño que mató a taxista: "Actué en defensa propia"

Diputado hondureño que mató a taxista: \"Actué en defensa propia\"

El diputado por el Partido Libertad y Refundación (Libre), José Luis Galdámez, acusado de matar a un taxista este día en Tegucigalpa, manifestó que actuó en defensa propia porque una turba pretendían hacerle daño, según retoma el sitio Proceso.hn.

Por su parte, el periódico La Prensa, de Honduras, retomó las declaraciones de Galdámez en las que señaló que entró a un parqueo cerca del Congreso, y "al salir para dar la vuelta venían los taxis en contravía. Una patrulla los paró, me detuve y me empezaron a insultar diciéndome ladrón. Me empezaron a insultar, me rompieron la camisa, me quebraron el celular y me agredieron".

Continuó señalando: "Veo que viene un tipo con un palo para darme en la cara, me golpearon y quise defenderme. A Edgardo Castro también lo agredieron. Ahí había dos policías y ellos vieron todo pero también los agredieron. Hice un disparo al aire, luego hice otros dos contra un muro pero una bala hirió al taxista en el estómago. De ninguna manera le disparé directamente".

Según el parlamentario, en ningún momento quiso pegarle el disparo al taxista, "lamento la situación que ha ocurrido, pero sí digo que cuando pasan este tipo de situaciones uno lo que busca es defender la vida".

Autoridades dijeron al periódico La Prensa, de Honduras, que el crimen puede ser catalogada como homicidio simple y podría ser castigado de entre 15 a 20 años de prisión.

Según la explicación del abogado Daniel Rivera Mena, a la radio HRN, el procedimiento que se debe seguir es el ya establecido por la ley, pero por su condición de diputado el caso debe conocerlo un juez natural y seguirse el proceso, pero se aclara que el homicidio no goza de medidas cautelares y debería ir a la penitenciaria.

El acusado podría apelar a otras causas de justificación las cuales tenía que probar, por ejemplo para alegar legítima defensa debida a una riña tumultuosa y la pena seria menor o se le podría dar sobreseimiento definitivo, lo que podría ser apelable explico el profesional del derecho, aclaró Mena.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación