Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Venezuela

Diosdado Cabello: Maduro no cederá el poder

El gobernante  Nicolás Maduro, días atrás, confirmó que, si la oposición gana el 6-D, no entregará “la revolución” 

Lilian Tintori (c), esposa del líder opositor Leopoldo López, asiste a un acto de campaña ayer, en Caracas (Venezuela).

Lilian Tintori (c), esposa del líder opositor Leopoldo López, asiste a un acto de campaña ayer, en Caracas (Venezuela). | Foto por Agencia EFE

Lilian Tintori (c), esposa del líder opositor Leopoldo López, asiste a un acto de campaña ayer, en Caracas (Venezuela).

CARACAS.  El próximo domingo 6 de diciembre, los venezolanos están convocados a las urnas para elegir a los nuevos integrantes de la Asamblea Nacional. 

Durante la campaña electoral las diferencias entre el régimen de Nicolás Maduro y la oposición se han exacerbado hasta llegar a la trágica muerte de uno de los líderes más visibles de la oposición: Luis Manuel Díaz, secretario general del partido Acción Democrática en el estado Guárico. A este último se suman al menos otros seis ataques que los partidos de oposición han denunciado haber sufrido en menos de diez días.

Días atrás, Nicolás Maduro advirtió que si el 6 de diciembre gana la oposición, no entregará “la revolución” y que se gobernaría “con el pueblo en unión cívico-militar”.

También el presidente del Parlamento y también candidato chavista a las legislativas del 6 de diciembre, Diosdado Cabello, dijo que si el oficialismo no gana la mayoría de escaños en esos comicios, habrá un “conflicto de poderes” porque el gobernante, Nicolás Maduro, “no se va a dejar”.

El columnista Moisés Naím, en su artículo en El País, “Nicolás Maduro, el demócrata”, dice el gobernante chavista  ha sido claro en que él no cree que la oposición pueda ganar y que eso sorprende ya que las encuestas dan una victoria de la oposición.

Naím reflexiona que el chavismo usa todos los recursos que tiene, como por ejemplo funcionarios que intimidan a empleados para que voten a favor del régimen.

Además,  continúa el columnista, Maduro usa indiscriminadamente el dinero del régimen para apoyar a sus candidatos. Y si esto no basta, inhabilita a los líderes de la oposición, los encarcela o que milicias armadas frecuentemente ataquen a las marchas de quienes se oponen al oficialismo (y a veces asesinan a sus líderes) también justifican el que Maduro crea que la oposición no puede ganar. 

Finalmente, está el control a los medios de comunicación. Buena prueba de ello es que la televisión no ha informado o discutido el arresto en República Dominicana de dos sobrinos de la primera dama acusados de estar involucrados en el tráfico de 800 kilos de cocaína o que estos jóvenes están siendo procesados en una corte en Manhattan.

Según Naím, el arresto de los sobrinos y lo que ellos puedan contar a las autoridades estadounidenses no son la única preocupación de Maduro y el Gobierno. Además, está la creciente lista de altos funcionarios del régimen han pedido asilo en EE. UU. y están haciendo incómodas revelaciones ante los medios y la justicia. 

La OEA parece haber despertado de su letargo y su nuevo secretario general, Luis Almagro, envió una carta de 18 páginas a la jefa del Consejo Nacional Electoral (CNE) documentando las irregularidades y abusos del sistema que ella -una conocida simpatizante del régimen- supervisa desde el 2006.

Al la lista se agrega que  Cristina Kirchner está fuera y Dilma Rousseff se tambalea. Los cubanos están “normalizándose” con los EE.U U. 

Y está por ser publicada una carta firmada por  jefes y exjefes de Estado exigiendo a Maduro liberar a los presos políticos y garantizar elecciones limpias. El petróleo está a la baja y en Venezuela la inflación, la devaluación de la moneda y los asesinatos baten récords mundiales.

Naím opina que, de ganar la oposición, el régimen le quitará presupuesto, atribuciones y poder a la Asamblea Nacional. Tal y como hizo el régimen en 2008 cuando Antonio Ledezma ganó la alcaldía capitalina.

Ahora, Ledezma ha pasado así a engrosar las filas de los muchos presos políticos del régimen.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación