Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dimiten dos ministros en Guatemala por escándalo de corrupción

Luego que la CICIG acusara al al presidente de liderar red de corrupción se quiebra gabinete

Guatemala exige la renuncia del presidente Otto Pérez

Miles de guatemaltecos realizaron la décima octava protesta contra el gobierno de su país frente a la catedral metropolitana. Los protestantes han tomado más fuerza luego de la...

En medio de las marchas que vive Guatemala de indignación por la corrupción, la ministra de Educación de Guatemala, Cynthia del Águila, y el titular de Economía, Sergio de la Torre, renunciaron ayer  a sus cargos tras el escándalo de corrupción en el que supuestamente está involucrado el presidente Otto Pérez Molina. 

“Tras lo sucedido ayer, nos sentimos decepcionados y bajo los principios y valores con los que nos hemos mantenido en el puesto estos casi cuatro años, no podemos continuar”, aseguró de la Torre en una rueda informativa conjunta con del Águila. 

La dimisión de ambos ministros llega un día después de que las autoridades señalaran a Pérez Molina de dirigir una estructura millonaria de corrupción en el ente recaudador de impuestos. 

La ahora exministra de Educación explicó que ambos funcionarios ya entregaron su carta de renuncia al mandatario. 

“Creemos que ya no podemos ser parte del gabinete. Nos sentimos traicionados y decepcionados”, afirmó la ministra. 

“Pero queremos dejar claro que hemos hecho un trabajo honesto, transparente y por el cual nos sentimos muy satisfechos”, agregó. 

Del Águila y de la Torre eran los únicos ministros que permanecían en el gabinete original nombrado por Pérez Molina cuando tomó posesión en su puesto, el 14 de enero de 2012. 

El titular de Economía recordó que “no éramos y no somos miembros” del gobernante Partido Patriota (PP) que llevó a Pérez Molina al poder y también explicó el motivo por el cuál no dimitieron antes. 

“El 16 de abril sale a luz el caso. El 24 se pone un antejuicio contra la exvicepresidenta Roxana Baldetti y el 29 escuchamos la versión del presidente y le dijimos que no podíamos seguir participando”, relató de la Torre. 

“El presidente nos ofreció que se tomarían cartas en el asunto y el 8 de mayo renunció Baldetti. Creímos que se habían tomado las medidas correctivas”, puntualizó. 

Los dos funcionarios también coincidieron en que una eventual dimisión de Pérez Molina por las acusaciones en su contra “es una decisión personal del presidente” y destacaron que no tenían “ningún conocimiento” de la trama de corrupción. 

“Nos sentimos orgullosos de lo que hemos hecho en nuestros ámbitos. Al no estar en el gobierno ya no tenemos beneficios, así que estamos en disponibilidad para que nos investiguen”, concluyó del Águila. 

El comisionado presidencial para la competitividad, Juan Carlos Paiz, también oficializó su renuncia en la misma rueda informativa. 
El Ejecutivo de Guatemala tiene en su estructura un total de 14 ministerios. 

El Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) destaparon a los líderes medios e inferiores de la estructura criminal el 16 de abril, en un organigrama compuesto por 27 cómplices entre funcionarios y particulares. 

Tras cuatro meses de investigaciones y análisis de documentos decomisados, ambas entidades ordenaron el viernes la captura de Baldetti, internada en un hospital privado, y le solicitaron a la Corte Suprema de Justicia que le retire la inmunidad a Pérez Molina para procesarlo penalmente. 

El portavoz de la Presidencia, Jorge Ortega, afirmó el viernes que el mandatario se mantendrá en su cargo y no dimitir, aunque dijo que “dará la cara”. 

Estas acusaciones se dan en plena campaña electoral para los comicios generales del 6 de septiembre, cuando serán elegidos 4 mil servidores públicos para el período 2016-2020, incluidos presidente y vicepresidente.

Piden renuncia  

La poderosa cúpula empresarial de Guatemala pidió la noche del viernes, día de la detención de Baldetti, la renuncia del presidente, Otto Pérez Molina, a quien las autoridades acusan de liderar una trama de corrupción conocida como “La Línea”. 

“Con el afán de fortalecer la democracia y preservar la institucionalidad demandamos a Otto Pérez Molina su inmediata renuncia al cargo de presidente de la República de Guatemala”, sostuvo el presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (CACIF), Jorge Briz. 

En una conferencia informativa, Briz sostuvo que la dimisión procede, máxime después de que el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) le solicitarán un antejuicio por, supuestamente, coliderar la estructura criminal “La Línea”. 

Las dos autoridades revelaron este viernes que la ex vicepresidenta Roxana Baldetti y Pérez Molina eran los cabecillas de una trama de corrupción en el ente recaudador de impuestos del país. 

Briz apoyó la convocatoria de los comicios electorales y se mostró contra toda convocatoria que pretenda evitar esta cita con las urnas. 
Asimismo, pidió al Congreso y a la Corte Suprema de Justicia (CSJ) cumplir con el clamor del pueblo y resolver, lo antes posible, la solicitud de antejuicio contra el mandatario guatemalteco. 

El CACIF fue uno de los entes que había solicitado la renuncia de la exvicepresidenta Roxana Baldetti en abril, cuando se reveló su posible vinculación en “La Línea”. 

La ex vicemandataria fue detenida este viernes y trasladada al Centro Militar Matamoros tras ser acusada de codirigir, con Pérez Molina, esa estructura de corrupción aduanera.

Al respecto, Mario Cano, su abogado, le dijo al periódico Prensa Libre que la primera noche de Baldetti en ese sitio “no fue cómoda” y que ingirió pocos alimentos debido a la enfermedad por la que se trataba en un centro médico privado desde la semana pasada.

Cano aseguró que la ex vicepresidenta tomó lugar en la cárcel sin mayores privilegios, aunque con medidas especiales de seguridad y aislada del resto de reclusos y cuenta con los enseres mínimos y de acuerdo a las condiciones de una ex funcionaria de alto nivel como lo es, el cuadro general es estable y “psicológicamente se encuentra bien”, narró al mismo periódico.

El abogado insiste en que se solicitará el traslado al Centro Médico Militar y continuar ahí el tratamiento que  le habría sido negado en el Centro Médico, donde le fue otorgada el “alta médica”, por presiones mediáticas, aseguró el representante.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación