Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Dice Misión contra Impunidad de Honduras

Diez mil millones de lempiras anuales desaparecen por corrupción

Piden investigar caso del seguro social y la depuración policial

El mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández (i), el secretario para el Fortalecimiento de la Democracia de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) de la OEA,  Francisco Javier Guerrero (c) y el vocero de la misión, Juan Jiménez (d).

El mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández (i), el secretario para el Fortalecimiento de la Democracia de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras... | Foto por Agencia EFE

El mandatario hondureño, Juan Orlando Hernández (i), el secretario para el Fortalecimiento de la Democracia de la Misión de Apoyo Contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (MACCIH) de la OEA,  Francisco Javier Guerrero (c) y el vocero de la misión, Juan Jiménez (d).

TEGUCIGALPA. La Misión de Apoyo contra la Corrupción y la Impunidad en Honduras (Maccih) viene a rescatar 10 mil millones de lempiras ($442,528,963) que se pierden al año en manos de los corruptos. Ese será uno de los objetivos centrales de este ente, reveló el vocero de la Maccih, Juan Jiménez Mayor.

Jiménez Mayor dijo que estos casos han generado un daño grave al erario y “hemos señalado una cifra importante ahora, un estimado conservador asumiendo solamente que la corrupción le roba al Estado el 2% del PIB (Producto Interno Bruto)”.

“Estamos hablando de 10 mil millones de lempiras, una cifra muy importante del presupuesto público que año a año es dejada para fines públicos y que pasa a bolsillos particulares”.

El PIB en Honduras en 2015 fue de 400 mil millones de lempiras, lo que significa que en realidad el 2% ocho mil millones de lempiras. “Este es un elemento en el cual vamos a trabajar consistentemente en la Unidad de Análisis Financiero para determinar dónde está el patrimonio robado y poder de esta manera recuperarlo”, manifestó.

Aseguró que no será la primera vez que se hace, ya que en otros procesos anticorrupción en el mundo el tema de la recuperación de los activos robados es un aspecto central. En ese sentido, dijo que se capacitará a los operadores de justicia hondureños para que adquieran la capacidad de enfrentar el tema a nivel internacional.

Anteriormente en medios internacionales Jiménez dijo que para reprimir la corrupción “desplegaremos las acciones que se requieran para que la justicia use las herramientas necesarias para darle a los corruptos donde más les duele: su patrimonio, su dinero y su libertad”. 

El también exministro de Justicia de Perú señaló que la corrupción no solamente afecta a los pobres, sino también al clima de negocios.

“Esto es importante decirlo: el pronóstico de crecimiento de Honduras para este año 2016 es de 3.5%, imaginemos un país sin corrupción, imaginemos que Honduras tenga un sistema controlado de corrupción, cuánto podría crecer, cuánto podría con eso aliviar la pobreza extrema que más del 40% de los hondureños todavía tiene”, expresó Jiménez.

El secretario para el Fortalecimiento de la Democracia de la OEA, Francisco Guerrero, aclaró que no suplantarán las funciones de los operadores de justicia hondureña, que aseguró requieren el fortalecimiento de sus capacidades para hacer justicia en los casos de corrupción. 

“Sentimos que muchos casos de corrupción no avanzan porque se cometen errores de carácter técnico voluntarios o involuntarios que impiden que esta situación avance”, comentó el funcionario.

El presidente de la Confraternidad Evangélica de Honduras, Alberto Solórzano,  consideró que hay casos de corrupción que están pendientes y que se deben finiquitar de una vez por todas, como el del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) y la depuración policial.

El empresario Luis Larach elogió la iniciativa y dijo que la instalación de la Maccih dará mayor agilidad a la aplicación de la justicia y al fortalecimiento de las instituciones.

Estimó que la Maccih debe comenzar a analizar todos los casos de corrupción y enfocarse en aquellos en los que ha habido impunidad, problemas con la aplicación de la ley e injusticias y proceder a resolverlos.

Daniel Jaar, empresario, estimó que esta iniciativa contra la corrupción en Honduras contribuirá a fortalecer las alianzas y estabilizar el país en materia económica. Compartió que la Maccih debe comenzar como punto de partida con el escándalo de corrupción en el Seguro Social, ya “ha perjudicado a todos”.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación