Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diario no podrá importar papel, pero Colombia le dará

Un grupo de periodistas protestan en por la falta de papel.

Un grupo de periodistas protestan en por la falta de papel.

Un grupo de periodistas protestan en por la falta de papel.

CARACAS. El presidente editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, denunció una vez más que al diario no se le permite el acceso a las divisas aprobadas desde mayo de 2013 y que hasta la fecha no han sido liquidadas, acción indispensable para adquirir papel para sus diarios y revistas.

"Sin justificación alguna, sin que nadie pueda decir que no hemos cumplido con los requisitos y las exigencias que contemplan las leyes, el gobierno de Maduro ha emprendido una acción discriminatoria en contra de la C.A. Diario El Nacional, que viola la Constitución, viola nuestro derecho al trabajo y viola el derecho de los ciudadanos a elegir cómo se informa", dijo Otero.

Explicó que este problema no afecta solo a El Nacional e impacta de forma exclusiva a los medios de comunicación.

Más tarde, periódicos colombianos ofrecieron enviar papel a rotativos venezolanos para paliar la escasez de ese insumo. La iniciativa corresponde a la Asociación Colombiana de Editores de Diarios y Medios Informativos (Andiarios), que agrupa a los principales periódicos colombianos, como El Tiempo y El Espectador.

Otero afirmó que "se trata, otra vez, de un ataque a las libertades de los ciudadanos, de un derecho menoscabado al pueblo, de una situación, como tantas otras, profundamente reveladora de que en Venezuela no vivimos en una Democracia, sino que vivimos en una dictadura violenta y mediocre, feroz e ineficiente, rabiosa y corrupta, una dictadura que ha demostrado su desprecio por la vida y los derechos humanos desde el 12 de febrero hasta ahora".

El editor detalló que cuando El Nacional se dirige al gobierno a exigir la entrega de divisas para la adquisición de papel, "no está pidiendo un regalo, ni un favor. Está reclamando un derecho, luego de haber cumplido con todos los pasos y requisitos consagrados en la Ley".

Indicó que la negativa del gobierno a cumplir con su obligación tiene graves y diversas secuelas e impactos.

"Nos obliga a cerrar unos productos que tienen lectores y seguidores en todo el país. Como consecuencia de eso, centenares de trabajadores y periodistas están ahora mismo sin trabajo, porque no tenemos dónde publicar el resultado de su actividad profesional (...) es mucho más grave, es la libertad de expresión lo que está en juego. Es el derecho al trabajo. Es el derecho a informar", subrayó. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación