Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Diario ABC dice que Chávez está en un coma inducido

Según el periódico español, fuentes consultadas aseguraron que se había programado una próxima desconexión

Varias personas asisten, el 31 de diciembre de 2012, a una misa por la salud del gobernante de Venezuela, Hugo Chávez, en Caracas. Foto EDH EFE

Varias personas asisten, el 31 de diciembre de 2012, a una misa por la salud del gobernante de Venezuela, Hugo Chávez, en Caracas. Foto EDH EFE

Varias personas asisten, el 31 de diciembre de 2012, a una misa por la salud del gobernante de Venezuela, Hugo Chávez, en Caracas. Foto EDH EFE

MADRID. El fin de año en Venezuela estuvo marcado por la suspensión de las fiestas públicas para despedir 2012 y dar paso a ceremonias religiosas para pedir por la recuperación de la salud del gobernante Hugo Chávez, quien se mantiene hospitalizado en La Habana en estado "delicado".

Ayer la incertidumbre aumentó con una publicación del diario español ABC, en la se informa de que Chávez entró los últimos días en un coma inducido, con las constantes vitales muy debilitadas, mantenidas gracias a la asistencia artificial procurada el hospital de La Habana en el que fue internado.

En el artículo de la periodista Emili J. Blasco, corresponsal del diario en Washington, afirma que fuentes consultadas por ABC aseguraron que se ha programado una próxima desconexión de la asistencia artificial que prorroga la vida del gobernante venezolano. Esa desconexión, con resultado previsible de fallecimiento, podía producirse en cualquier momento.

El secretismo fue una constante y ahora, cuando ya suma más de 20 días sin ser visto públicamente, el pueblo venezolano exige detalles sobre el gobernante.

Las autoridades venezolanas aseguran que Chávez sigue con vida, y que los rumores son producto de una orquestada campaña de la "derecha loca" -dijo Nicolás Maduro-. El vicepresidente venezolano, afirmó a Telesur desde La Habana que "Chávez está conciente de lo complejo de su estado".

Su yerno y ministro de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza, dijo que Chávez está "tranquilo y estable" al tiempo que pidió no creer en "rumores malintencionados". En tanto que el líder opositor Henrique Capriles llamó ayer iniciar el año sin caer en "rumores ni odios".

"Si trabajamos juntos es + fácil lograrlo, no caigamos en rumores ni odios, amemos a ntro prójimo! Gastemos la energía en construir no destruir", señaló Capriles a través de su cuenta en Twitter @hcapriles al desear a los venezolanos un feliz 2013, año que augura de "mucho trabajo" y "más compromiso".

Desde hace varios días, el estado de salud de Chávez se considera crítico, con sus funciones vitales asistidas artificialmente a raíz de la operación a la que fue sometido el 11 de diciembre, debido al avanzado cáncer que padece y de las complicaciones del postoperatorio probadas por una infección.

Según publicó ABC, Chávez estaba "con fiebre constante, pérdida de conciencia y sin responder a los antibióticos, el gobernante venezolano llegó a final de año en cuidados intensivos, sin ingerir nada sólido desde que fue operado hace tres semanas, con "ano contra natura" y alimentación intravenosa debido a la extracción de casi medio metro de intestino, de acuerdo con fuentes de inteligencia con acceso a su equipo médico. También sus funciones respiratorias se encontraban asistidas artificialmente tras la traqueotomía a la que fue sometido por una infección que motivó la retención de líquido en los pulmones. Ese cuadro se completa con insuficiencia renal.

En la operación llevada a cabo el día 11 para removerle cuatro cultivos cancerígenos de pelvis e intestino, al venezolano le fueron extraídos 43.4 cm de intestino delgado, agrega ABC. Una biopsia llevada a cabo durante la cirugía también detectó células cancerígenas en las paredes internas del intestino y en la vejiga.

La operación, realizada por un equipo médico llegado de Rusia, con asistencia de médicos cubanos, también comprobó que la metástasis en hueso y médula espinal seguía progresando, dice ABC. En condiciones normales esto hubiera requerido probablemente un próximo trasplante de médula, pero su estado ya tan deteriorado no ha permitido más actuaciones, agrega el diario.

Debate

Mientras, la incógnita acerca de si Chávez podrá o no ser investido el 10 de enero para un nuevo mandato de seis años y los rumores sobre su estado de salud tras la operación que le practicaron en Cuba marcaron ayer el inicio de 2013 para los venezolanos.

Cuando faltan nueve días para la fecha prevista por la Carta Magna para que comience el periodo 2013-2019, el país mantiene un debate en torno a los mecanismos constitucionales que se podrían aplicar en caso de que Chávez no pueda asumir según lo establecido, mientras no cesan los rumores sobre su salud.

El artículo 231 de la Constitución venezolana dice que el candidato elegido como presidente tomará posesión el 10 de enero del primer año de su período constitucional mediante juramento ante la Asamblea Nacional (AN).

No obstante, el mismo ar- tículo indica que "si por cualquier motivo sobrevenido" el presidente no pudiese tomar posesión ante la AN, lo hará ante el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sin que el texto constitucional precise fecha.

Así, mientras portavoces del chavismo aseguran que Chávez puede ser investido después de ese día, la oposición pide respetar lo que señala la Carta Magna que, según analistas, muestra imperfecciones en este tema.

El art. 233 establece que en caso de que se produzca una falta absoluta del presidente electo antes de tomar posesión, se encargará del puesto el titular del Parlamento y se convocará a una "nueva elección universal, directa y secreta" en los 30 días "consecutivos siguientes".

Ese puesto lo ocupa el rival de Maduro en el interior del partido, Diosdado Cabello.

Un gran sector dentro del chavismo, que apoya al vicepresidente, apuesta a que el próximo 4 o 5 de enero, cuando los legisladores renueven autoridades, se desplace a Cabello de la presidencia del Parlamento. Así, si Chávez no puede asumir, el país quedará en manos de un "chavista más leal" que convoque a elecciones donde Maduro buscará su primer mandato.

El gobernante Chávez, de 58 años y al frente de Venezuela desde 1999, lucha contra un tumor que le fue detectado en junio de 2011 y tuvo tres reapariciones. Antes de trasladarse a Cuba, planteó por primera vez el riesgo de su muerte o inhabilitación y designó como su sucesor a su vicepresidente, Nicolás Maduro. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación