Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Brasil

Deudas de hijo de Lula se pagaron con dinero de Petrobras, dice testigo

Uno de los arrestados por el caso de corrupción dijo que pagó gastos de Fábio Luís Lula da Silva con dinero de sobornos

Fábio Luís Lula da Silva.

Fábio Luís Lula da Silva, hijo mayor del expresidente brasileño. | Foto por Internet

Fábio Luís Lula da Silva, hijo mayor del expresidente brasileño.

BRASILIA.  Uno de los arrestados por su implicación en el caso de corrupción de la petrolera estatal brasileña Petrobras afirmó que pagó cuentas personales de uno de los hijos del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, informó ayer el diario O Globo. 

El autor de los supuestos pagos es el empresario Fernando Bahiano, quien se ha acogido a un acuerdo de colaboración con la Justicia y está acusado de ser intermediario en el pago de sobornos entre las empresas que prestaban servicios a Petrobras y los políticos que amparaban las corruptelas. 

Según O Globo, Fernando Bahiano contó al juez que pagó gastos personales de Fábio Luís Lula da Silva, hijo mayor del expresidente, por casi dos millones de reales (unos 530,000 dólares) con dinero procedente de la red de corrupción. 

La semana pasada el Tribunal Supremo autorizó a la Policía Federal a convocar a Lula para un interrogatorio en calidad de testigo y no como investigado en relación con este caso. 

La autorización para interrogar a Lula fue solicitada en septiembre pasado por un comisario de la Policía Federal que cree que el exmandatario “pudo haberse beneficiado” de la red que, según Petrobras, desvió cerca de 2.000 millones de dólares. 

Aunque el sábado,  fiscal federal, Deltan Dallagnol, dijo que la pérdidas de la estatal brasileña superarán los 20,000 millones de reales (5,300 millones de dólares). 

En su petición a la corte, el comisario responsable opinó que Lula pudo haber “obtenido beneficios para sí mismo, para su partido, el PT (Partido de los Trabajadores) o para su Gobierno, con la manutención de una base de apoyo partidaria sustentada a costa de negocios ilícitos” en Petrobras. 

El “caso Petrobras” se investiga desde hace un año y la Justicia ya ha condenado a varios empresarios, ejecutivos de la petrolera y políticos implicados en supuesta corrupción. 

Entre los condenados se encuentra João Vaccari, extesorero del PT, partido de la mandataria brasileña Dilma Rousseff y de Lula, y que tendrá que cumplir 15 años y cuatro meses de cárcel. 

Las investigaciones se han extendido a una veintena de grandes empresas privadas que, según las autoridades, obtenían contratos amañados con la petrolera, inflaban sus valores y luego repartían las diferencias con exdirectores de la petrolera y los políticos que permitían el fraude. 

En El Salvador, entre las empresas que resultaron ligadas al escándalo Petrobras están Odebrecht y Queiroz Galvão; seleccionadas por la CEL (Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa), durante el gobierno de Mauricio Funes, para ejecutar obras eléctricas en El Salvador.

Queiroz Galvão fue contratada para ampliar la presa hidroeléctrica 5 de Noviembre y Odebrecht fue preseleccionada para construir El Chaparral, cuyas obras fueron abandonadas a medias y pese a ello el Estado terminó pagando $108 millones. 

Otra empresa investigada en el caso Petrobras es Intertechne, contratada por CEL para hacer dos diseños de la represa. 

Las autoridades brasileñas sospechan que parte del dinero obtenido por la red que operó en Petrobras pudo haber llegado a la campaña que el año pasado llevó a la reelección de la actual presidenta Dilma Rousseff, un aspecto del caso que está bajo investigación judicial. 

Las corruptelas en la petrolera, consideradas como las más vastas que se han descubierto en Brasil, llevaron a la oposición a exigir el inicio de un juicio con miras a la destitución de Dilma Rousseff.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación