Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detienen a un asesino en serie de niñas en México

El sujeto, quien fue detenido hace dos días, confesó que a sus víctimas también las violó y las arrojó a un cañaveral

Filiberto Hernández Martínez fue aprehendido en el municipio de Tamuín, San Luis Potosí. foto edh / tomada de milenio.com

Filiberto Hernández Martínez fue aprehendido en el municipio de Tamuín, San Luis Potosí. foto edh / tomada de milenio.com

Filiberto Hernández Martínez fue aprehendido en el municipio de Tamuín, San Luis Potosí. foto edh / tomada de milenio.com

MÉXICO. Un hombre que dijo haber asesinado a cuatro niñas y una mujer entre 2010 y 2013 fue detenido en un pequeño pueblo del estado central mexicano de San Luis de Potosí, informó la fiscalía local, en medio de un aumento de los feminicidios en el país en los últimos años.

Filiberto Hernández, quien dijo haber sido subteniente de la fuerza aérea y que fue detenido hace dos días, confesó haber cometido los cinco asesinatos y que violó a sus víctimas, agregó la procuraduría (fiscalía) de justicia del Estado en un comunicado.

Dijo que arrojaba los cadáveres en un lugar cercano a la comunidad La Puntilla, en un cañaveral; que siempre actuó solo y en "sus cinco sentidos", es decir, sin haber estado drogado o alcoholizado.

Los crímenes ocurrieron en el municipio de Tamuín, un pueblo de 16,000 habitantes al sudeste de San Luis Potosí, donde Hernández era instructor de zumba y karate.

En base a la confesión, la procuraduría dijo que encontró el viernes los restos de Dulce Jimena Reyes, de 9 años de edad, quien había desaparecido el 11 de abril; y de Eliehoenai Chávez, de 32 años, quien había desaparecido el 6 de mayo después de salir de la fábrica donde trabajaba.

Según la fiscalía, el hombre también se atribuyó el asesinato de Adriana Martínez, cuyo cuerpo fue hallado en 2011 y quien había sido reportada como desaparecida después de salir de la escuela secundaria donde estudiaba. En ese entonces tenía 13 años.

"A ella me la llevé a la fuerza a mi casa, la violé, la estrangulé y después la aventé en ese camino comunal", refirió el inculpado.

Las autoridades estatales buscaban además los restos de Rosa María Sánchez, desaparecida en octubre de 2010 cuando tenía 16 años y de Itzel Castillo, desaparecida en enero del 2013 con 12 años, cuyos cuerpos el asesino habría arrojado en una zona de cañaverales cercana a donde depositó los de las demás víctimas.

Los asesinatos de mujeres, un fenómeno muy grave históricamente en México, se agravaron desde 2008, poco después de que el expresidente Felipe Calderón lanzara un combate frontal contra los cárteles del narcotráfico y la violencia. También crecieron los niveles de impunidad.

Entre 2007 y 2012 los asesinatos en general se incrementaron un 112 por ciento, pero los de mujeres subieron un 155 por ciento hasta llegar a 2,764 en 2012, según datos del instituto nacional de estadísticas.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación