Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Detenido exjefe del Seguro Social acusado de corrupción

Era hasta ayer uno de los prófugos más buscados en Honduras. Tenía 222 días huyendo. Habría desviado unos $330 millones

TEGUCIGALPA. La policía de Honduras capturó ayer por la madrugada al exdirector del Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), Mario Zelaya, acusado por el desvío de más de $330 millones de esa institución a cuentas y propiedades personales, informaron las autoridades.

Además, se le incautaron numerosas propiedades por $7.5 millones.

Ayer fue enviado a prisión por orden de un juzgado de Tegucigalpa.

La portavoz del juzgado, Bárbara Castillo, dijo a los periodistas que a Zelaya se le dictó "detención judicial por los delitos de lavado de activos y cohecho pasivo impropio".

Agregó que Zelaya, que llegó al juzgado bajo fuertes medidas de seguridad, fue remitido al Primer Batallón de Infantería, donde permanecen recluidos los exviceministros hondureños de Trabajo Carlos Montes y de Salud Javier Pastor, quienes también son acusados por los mismos delitos.

También ahí esta detenido, desde enero, el gerente financiero del IHSS, José Bertetty, acusado de una compra "fraudulenta" de ambulancias para el hospital.

Zelaya también es acusado por malversación de caudales públicos, fraude, abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de los funcionarios, agregó.

Castillo indicó que el próximo domingo se celebrará una audiencia inicial en la que se decidirá si el detenido será enjuiciado por los delitos que le imputa la Fiscalía.

En Honduras, el delito de lavado de activos es castigado con una pena de entre 15 a 20 años de cárcel, mientras que el delito de cohecho pasivo impropio, con entre 1 y 4 años.

Zelaya, quien fue director del IHSS desde 2010 hasta enero de 2014, dejó a la institución en una precaria situación financiera debido a compras sobrevaloradas a empresas existentes y a otras creadas por exfuncionarios, según el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA).

La justicia ordenó en enero pasado la captura del exfuncionario, quien dirigió el IHSS durante el gobierno del exgobernante Porfirio Lobo.

Esta es la primera vez que un funcionario de tan alto nivel es detenido en Honduras, donde campean los escándalos de corrupción, pero los presuntos responsables casi nunca son juzgados.

"Aquí se está probando que la impunidad quedó atrás, la impunidad no va prevalecer sino que la justicia", dijo el ministro de Seguridad Arturo Corrales al anunciar el arresto de Zelaya en el oriental departamento de El Paraíso, limítrofe con Nicaragua.

El Gobierno llegó a ofrecer una recompensa de $50 mil por la captura de Mario Zelaya, quien está entre los más buscados por la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol).

El exdirector del IHSS no tenía movimientos migratorios desde que fue destituido del IHSS el pasado 16 de enero, a 11 días de que Juan Orlando Hernández asumiera la presidencia de la República. La policía informó que cuando Zelaya salía del país lo hacía por puntos ciegos.

El embajador de EE. UU., James Nealon, felicitó al Gobierno de Honduras en su cuenta de Twitter por la captura de Zelaya. "Es otro golpe contra la impunidad, sigan adelante en sus esfuerzos contra la corrupción".

La red de corrupción

El CNA y el Ministerio Público concuerdan en que la red de corrupción estuvo encabezada por Mario Zelaya; el exjefe de compras y suministro, José Alberto Zelaya, y el exgerente administrativo José Ramón Bertetty, quienes actuaban bajo las órdenes del primero y otras veces de forma independiente.

Más abajo estaban sus esposas, amantes, amigos cercanos, parientes y testaferros locales y foráneos, quienes lavaban lo sustraído al IHSS en la compra de lujosas propiedades, autos, joyas, viajes, fiestas e inversiones en otras sociedades.

Están fugitivos el empresario John Charles Bográn, implicado en la venta irregular de boletos aéreos; el exjefe de Compras y suministros del IHSS, José Alberto Zelaya; la esposa de este, Michelle Rojas; y la consorte del exjefe de Finanzas, Ramón Bertetty, Adita Lizeth López; aunque la Fiscalía aún no ha formulado cargos contra estos últimos.

En el caso de José Alberto Zelaya, a quien se le estima una fortuna ilegítima de 100 millones de lempiras ($4,730,349) provenientes del dinero del Seguro. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación