Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Belice

Destruyen una pirámide maya por construir carretera

La estructura forma parte del centro ceremonial más importante del norte de Belice, y tiene unos 2,300 años de antigüedad

Destruyen una pirámide maya por construir carretera

Destruyen una pirámide maya por construir carretera

Destruyen una pirámide maya por construir carretera

Una compañía constructora prácticamente destruyó una de las pirámides mayas más grandes de Belice con retroexcavadoras y topadoras para extraer piedras destinadas a un proyecto de construcción de caminos, dijeron las autoridades.

La destrucción de la pirámide Nohmul y la plataforma de su templo, erigidas hace unos 2,300 años, fue detectada la semana pasada, informó el doctor Jaime Awe, director del Instituto de Arqueología de Belice, quien dijo haberse disgustado profundamente al enterarse de la noticia.

Solo una pequeña porción del centro de la pirámide quedó en pie.

El centro ceremonial es el más importante del norte de Belice y está cerca de la frontera con México.

"Es un enorme sentimiento de incredulidad por la ignorancia y la insensibilidad... estaban utilizando esto para llenar caminos", indicó Awe. "Es como ser golpeado en el estómago, es horrendo". Las fotografías de la porción restante mostraban lo que parecía ser una clásica cámara de arcos mayas que colgaba de una sección de la que se habían extraído piedras.

El complejo Nohmul se encuentra en un cañaveral privado y no tiene los márgenes de roca que frecuentemente se observan en sitios reconstruidos o pirámides mejor preservados. Awe dijo que no era posible que los constructores confundieran la pirámide, que tiene unos 30 metros de alto (100 pies), con una colina natural porque las ruinas son bien conocidas y el paisaje de la zona es llano. Fotos del lugar muestran retroexcavadoras retirando los extremos inclinados de la pirámide, dejando un aislado centro de adoquines de piedra caliza en el centro con lo que parece ser una estrecha cámara maya colgando sobre una sección excavada.

Gobierno pide explicaciones

El gobierno beliceño aseguró el martes que realiza una investigación "vigorosa" sobre la destrucción de una de las pirámides mayas más importantes del país por parte de una empresa constructora.

El Ministerio de Turismo y Cultura expresó su indignación por la demolición del complejo Nohmul, en el norte de Belice, para extraer rocas y rellenar un proyecto carretero. La oficina dijo que investiga para determinar exactamente qué sucedió.

En el documento, el ministerio calificó la destrucción del centro ceremonial de unos 2,300 años de antigüedad como un acto "atroz, ignorante e imperdonable".

Sitios culturales como Nohmul deben ser protegidos a toda costa y el "desdén por nuestras leyes y políticas es incomprensible", dijo el comunicado.

Jaime Awe, director del Instituto de Arqueología de Belice, dijo el lunes que no era posible que los constructores confundieran la pirámide, que tiene unos 30 metros de alto (100 pies), con una colina natural porque las ruinas son bien conocidas y el paisaje de la zona es llano.

Awe afirmó que la destrucción en el complejo se detectó apenas la semana pasada.

El Partido Unido del Pueblo, el principal de oposición, también condenó la destrucción y pidió que los responsables sean llevados ante la justicia.

"La demolición del antiguo templo maya es deplorable, porque no sólo son elementos importantes de nuestra historia y cultura beliceñas, sino un componente integral de una industria turística en desarrollo", acusó el partido en un comunicado.

El grupo político dijo que la destrucción del templo maya podría afectar el crecimiento turístico del área. Según los expertos, no es la primera vez que esto sucede en Belice, una nación fronteriza con México y Guatemala donde viven unas 350,000 personas. La nación está cubierta en su mayoría por jungla y cuenta con cientos de ruinas mayas, aunque pocas tan grandes como Nohmul.

"Destruir con excavadoras montículos mayas para rellenar caminos es un problema endémico en Belice, pero esto es lo más grande que ha pasado", dijo en un correo electrónico a The Associated Press Norman Hammond, profesor emérito de Arqueología en la Universidad de Boston y quien trabajó en proyectos de investigación beliceños en la década de 1980.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación