Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Destituyen a dos jefes policiales por irregularidades

La decisión se tomó tras denuncias ciudadanas

La Policía de Honduras está en proceso de depuración desde noviembre de 2011, debido a las múltiples denuncias contra agentes y oficiales. foto edh / tomada de internet

La Policía de Honduras está en proceso de depuración desde noviembre de 2011, debido a las múltiples denuncias contra agentes y oficiales. foto edh / tomada de internet

La Policía de Honduras está en proceso de depuración desde noviembre de 2011, debido a las múltiples denuncias contra agentes y oficiales. foto edh / tomada de internet

TEGUCIGALPA. Autoridades de la Policía Nacional de Honduras informaron ayer de la destitución de dos jefes de esa institución en el departamento central de Comayagua, por presuntas irregularidades.

Los separados del cargo son el comisionado Juan López Róchez, jefe de la Policía Nacional en Comayagua, y Melvin Rodríguez, titular de la Dirección de Tránsito de esa región, indicó a periodistas el director de la Policía Preventiva, comisionado Javier Leopoldo Flores.

López y Rodríguez fueron separados tras recibir varias denuncias "sobre supuestos actos irregulares", que no precisó, cometidos en la región central del país, agregó Flores.

El director de la Policía Preventiva detalló que se debe a las últimas denuncias impuestas por los ciudadanos de ese departamento quienes han percibido un incremento de hechos violentos en lo que va del presente mes.

El titular de la Dirección de Tránsito de la Policía, Carlos Mejía López, por su parte, indicó que se abrirá una investigación ante las constantes denuncias en contra de los exjefes policiales, aunque no dio más detalles.

Agregó que las instituciones de investigación serán las encargadas de "realizar un informe sobre los presuntos actos ilícitos (cometidos supuestamente por los destituidos) para deducir responsabilidades".

El comisionado Ariel Padilla Mejía prestó juramento como nuevo jefe de la Policía en Comayagua y, el subcomisionado Edwin Cruz Mendoza como nuevo director de Tránsito.

La Policía de Honduras está en proceso de depuración desde noviembre de 2011, debido a las múltiples denuncias contra agentes y oficiales involucrados en delitos como homicidios, narcotráfico, extorsión, secuestro y robo de vehículos, entre otros.

"Nosotros lo que buscamos es demostrar a la ciudadanía que las denuncias que ellos hacen tienen valor, pero serán los órganos de investigación los que realizarán un informe sobre los presuntos actos ilícitos para deducir responsabilidades", sostuvo Mejía López en declaraciones a HCH tv.

Tema pendiente

La rectora de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), Julieta Castellanos, advirtió recientemente, que los temas de investigación criminal, la impunidad y la depuración policial son temas aún pendientes por el gobierno de la República y están siendo olvidados en la agenda nacional.

"Sentimos que se le ha dado vuelta a la página a estos temas por parte del Ministro de Seguridad y el Presidente, pese a que estos asuntos fueron de los ejes fundamentales del año anterior", dice Castellanos.

Cabe destacar que entre el 2012 y 2013 el gobierno de Honduras invirtió cerca de 57 millones de lempiras, para la depuración de la Policía Nacional, a pesar del millonario costo las cifras revelan que el proceso no obtuvo el éxito esperado, comentó la socióloga.

La funcionaria, calificó que en materia de seguridad se han producido logros con la captura de bandas de extorsionadores, narcotráfico y sicarios pero explicó que "si la Secretaría de Seguridad no captura a los autores intelectuales de los crímenes, el problema de inseguridad continuará". —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación