Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Destituyen al alcalde de Bogotá, Colombia, por irregularidades

Gustavo Petro fue destituido por la Procuraduría de Colombia por irregularidades en el manejo de basura.

Destituyen al alcalde de Bogotá, Colombia, por irregularidades

Destituyen al alcalde de Bogotá, Colombia, por irregularidades

Destituyen al alcalde de Bogotá, Colombia, por irregularidades

El alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, fue destituido por la Procuraduría de Colombia por irregularidades en el manejo de basuras, en un golpe a una de las figuras más destacadas de la izquierda, quien calificó la decisión como un golpe de Estado y llamó a una movilización.

El procurador general, Alejandro Ordoñez, dijo que el alcalde estableció un modelo de aseo para la ciudad fuera de la ley, violando los principios de libre empresa y competencia, con lo que cometió una severa falta al dejar de recolectar basuras en diciembre del 2012.

Petro decidió cambiar el modelo de recolección de basuras en Bogotá, que estaba a cargo de operadores privados, y entregó esa función a la Empresa de Acueducto, lo que terminó con la ciudad inundada de desperdicios.

"Se probó que las decisiones del señor alcalde mayor de Bogotá vulneraron el principio de libertad de empresa y que pusieron en riesgo el medio ambiente y la salud humana de los habitantes de Bogotá", afirmó Ordoñez.

La alcaldía volvió a contratar el servicio de algunos operadores privados después de la crisis.

Petro puede apelar a la sanción, que incluye la inhabilitación para ejercer cargos públicos por 15 años, pero si se ratifica se convocarían elecciones para elegir a un nuevo alcalde.

Es la primera vez que el alcalde de la capital colombiana, que tiene más de 8 millones de habitantes y un presupuesto de alrededor de 7.000 millones de dólares, es destituido por la Procuraduría, un organismo de control de los funcionarios públicos.

Petro, de 53 años y antiguo militante de la guerrilla del M-19, asumió la alcaldía de Bogotá, el segundo cargo político más importante de Colombia después de la presidencia, en enero de 2012 como candidato de la izquierda.

El destituido funcionario, a quien se considera un probable candidato a la presidencia, calificó la decisión de la Procuraduría como un "golpe de Estado" y pidió a los habitantes de la ciudad una movilización pacífica para protestar contra su destitución.

"La suerte de Bogotá Humana sólo depende de la movilización popular, pido que sea pacífica", escribió Petro en su cuenta de Twitter.

"Le pido al mundo solidaridad. Estamos ante un golpe de Estado sobre el gobierno progresista en la ciudad de Bogotá", agregó. Previamente, el funcionario había advertido que su destitución podría provocar una movimiento de protesta social.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación