Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Descartan parar la ampliación del Canal de Panamá

El domingo se cumplió el plazo de 21 días que dio el consorcio a la Autoridad del Canal de Panamá para que resolviese reclamos por los supuestos sobrecostos estimados en 1,600 millones de dólares

Varias grúas se elevan sobre la construcción de una ampliación del canal de Panamá en Gatún, al norte de Ciudad de Panamá. Foto/ AP - Archivo

Varias grúas se elevan sobre la construcción de una ampliación del canal de Panamá en Gatún, al norte de Ciudad de Panamá. Foto/ AP - Archivo

Varias grúas se elevan sobre la construcción de una ampliación del canal de Panamá en Gatún, al norte de Ciudad de Panamá. Foto/ AP - Archivo

El consorcio que construye las nuevas esclusas del Canal de Panamá anunció que no prevé paralizar los trabajos desde el lunes, aunque aseguró que mantiene en pie esa opción en medio de un conflicto por reclamos de sobrecostos multimillonarios que han complicado el tramo final de la ampliación.

En un comunicado, el Grupo Unidos por el Canal afirmó que "no tiene por qué realizar mañana (lunes) ningún cambio en el estatus de la obra".

El domingo se cumplió el plazo de 21 días que dio el consorcio a la Autoridad del Canal de Panamá para que resolviese reclamos por los supuestos sobrecostos estimados en 1,600 millones de dólares.

El grupo, liderado por la empresa española Sacyr Vallehermoso, había señalado que, de no llegarse a un acuerdo en ese periodo, suspendería la ampliación. También está integrado por la italiana Salini Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña CUSA.

Hasta el momento el asunto no ha sido solucionado.

La agrupación de empresas, que asegura tener problemas de flujo de efectivo, explicó que su preaviso del 30 de diciembre, en el que exhortó a la Autoridad del Canal a que encuentre una solución a la crisis financiera del proyecto, "da derecho al consorcio a suspender las obras en cualquier momento a partir del día 21, sin que en este momento ese escenario esté contemplado".

En un comunicado posterior, la Autoridad del Canal de Panamá reiteró que el preaviso de suspensión carece de sustento y va en contra del contrato para la construcción del megaproyecto. Dijo también que durante el fin de semana ha mantenido comunicaciones informales con el ejecutivo principal de Sacyr con el fin de encontrar una solución.

"La ACP (Autoridad del Canal de Panamá) analizará toda propuesta que se presente de manera formal y que siempre se enmarque en lo establecido en el contrato", subrayó.

La Autoridad del Canal y el consorcio tienen problemas para conciliar una fórmula que resuelva la crisis económica esgrimida por el contratista. En la primera semana de enero, la Autoridad propuso al consorcio hacer un aporte conjunto de 283 millones de dólares con el fin de inyectarle liquidez a los trabajos para los próximos meses mientras se ventilaban los reclamos en las instancias que contempla el contrato.

Pero el consorcio exigió un aporte del canal de cuando menos 400 millones de dólares, que las autoridades rechazaron al considerar que ello se aleja de los términos de lo acordado.

El grupo argumenta que su decisión de suspender los trabajos se basa en una cláusula del contrato sobre protección a los contratistas por falta de pagos.

Pero la Autoridad del Canal, en su comunicado del domingo, recalcó que esa cláusula se aplica sólo en el caso de incumplimiento en los pagos mensuales al contratista por parte de la entidad panameña, "lo cual no ha sucedido", asegura.

El consorcio se adjudicó la licitación del proyecto a mediados de 2009 al ofrecer el precio de 3,118 millones de dólares para diseñar y construir el nuevo carril de esclusas, el principal componente de la ampliación.

La construcción de las nuevas esclusas tiene un avance de 65%, según las autoridades del Canal. El programa de expansión en general lleva un adelanto de 72%, aunque ya arrastra atrasos de meses: originalmente estaría listo en octubre de 2014, pero ahora está programado para concluirse a mediados de 2015.

Jorge Luis Quijano, el administrador del Canal de Panamá, ha reiterado que la Autoridad del Canal no vacilará en asumir rápidamente el tramo final de la obra en el caso que el contratista suspenda los trabajos o los abandone completamente.

Quijano ha dicho que los trabajos en la ampliación han mermado casi 70% desde noviembre, al tiempo que el gobierno ha reportado despidos masivos en el megaproyecto.

"Actualmente, los niveles de producción en el proyecto son bajos sin ninguna justificación", señaló la Autoridad del Canal en su comunicado.

La ampliación tiene un costo general de 5,250 millones de dólares y busca duplicar la capacidad operativa del canal interoceánico de 99 años de antigüedad, que se estima mueve entre el 5% y 6% del comercio marítimo mundial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación