Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Derechos humanos marca el inicio del diálogo EE. UU. y Cuba

Jacobson afirma que trataron el asunto ayer, pero funcionaria cubana niega que abordaran tema

A la izquierda, Roberta Jacobson, secretaria de EE. UU. para América Latina; a la derecha, Josefina Vidal, directora para EE. UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. fotos edh / EFE

A la izquierda, Roberta Jacobson, secretaria de EE. UU. para América Latina; a la derecha, Josefina Vidal, directora para EE. UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba....

A la izquierda, Roberta Jacobson, secretaria de EE. UU. para América Latina; a la derecha, Josefina Vidal, directora para EE. UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba. fotos edh / EFE

LA HABANA. La secretaria de EE. UU. para América Latina, Roberta Jacobson, afirmó ayer que el tema de los derechos humanos en Cuba fue abordado por su delegación en la primera reunión sostenida entre ambos países en La Habana para normalizar sus relaciones.

"Hemos sido muy claros en que vamos a seguir trayendo a colación ese tema, lo hemos abordado hoy, fue parte de las conversaciones (...) y como notó el presidente (estadounidense, Barack Obama), queremos asegurarnos de abordar estos temas directamente con el gobierno cubano", dijo Jacobson, a preguntas de los periodistas tras su declaración a los medios.

La funcionaria estadounidense recalcó que el asunto de los derechos humanos "sigue siendo fundamental" para el Gobierno de Estados Unidos con vistas a la normalización de sus relaciones con Cuba.

"Sí tenemos diferencias sobre el particular, tenemos diferencias profundas con el Gobierno cubano", admitió Jacobson, pero insistió en que el tema sí fue abordado ayer en las conversaciones.

Sin embargo, la directora para EE. UU. del Ministerio de Relaciones Exteriores cubano, Josefina Vidal, quien lideró ayer la delegación de la isla en la reunión, contradijo las declaraciones de Jacobson y sostuvo que el tema de los derechos humanos "todavía no ha sido abordado en las discusiones".

Al responder a preguntas de periodistas, en una comparecencia posterior a la de Jacobson, Vidal señaló que la reunión bilateral sostenida ayer en la mañana "fue única y exclusivamente" para el restablecimiento de relaciones y la apertura de embajadas.

Vidal añadió que en la jornada de la tarde las partes tratarían otros asuntos bilaterales, aunque no precisó que esa agenda incluya el tema de los derechos humanos.

Pese a la diferencia de opinión, Jacobson dijo que el diálogo sostenido con Cuba sobre el restablecimiento de las relaciones ha sido "positivo y productivo".

"El restablecimiento de relaciones (diplomáticas) y de abrir embajadas es solo una parte del proceso más amplio de normalizar relaciones", afirmó Jacobson en una declaración ante los medios de comunicación.

Jacobson, quien es la funcionaria estadounidense de mayor rango que visita la isla en décadas, señaló que en este primer intercambio se trató en "términos reales y concretos los pasos requeridos para el restablecimiento de relaciones diplomáticas" y la apertura de embajadas, aunque no se fijaron fechas para el establecimiento de esas legaciones.

"Será un proceso largo"

En lo que sí coincidieron ayer ambas funcionarias es que el restablecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y EE. UU. "será un proceso largo" y complejo, que requerirá más contactos entre las partes en fechas que están todavía por determinar.

Los equipos negociadores de los dos países se reunieron para trazar la "hoja de ruta" de este histórico proceso de deshielo diplomático, luego de 53 años de enemistad.

"Nuestros esfuerzos para normalizar las relaciones será un proceso extenso que va más allá del establecimiento de relaciones diplomáticas o la apertura de una embajada. Pero hoy hemos dado pasos en esta nueva dirección", señaló Jacobson.

Además agregó que hay una "amplia gama" de temas "complejos" en los que los dos países mantienen discrepancias y sobre los que tienen que debatir.

En la misma dirección fueron las declaraciones de Vidal, quien reiteró que la normalización de los lazos diplomáticos entre ambos países será un proceso "largo".

"En las próximas semanas vamos a intercambiar propuestas de fechas para un próximo encuentro", explicó Vidal, jefa de la delegación cubana en las conversaciones con Estados Unidos.

Ninguna de las partes quiso tampoco hacer pronósticos sobre cuándo se podrán abrir las embajadas, ya que, según explicó Vidal, ayer se discutieron los "pasos prácticos" y las "formalidades" que deben dar para la instauración de sus respectivas legaciones.

La jefa del equipo cubano indicó que uno de los primeros pasos será anular el acuerdo por el que ambos países crearon sus respectivas secciones de intereses en Washington y La Habana en 1977, e informar al Gobierno de Suiza, ya que esas oficinas están bajo la protección de ese país.

"Tenemos que acordar qué pasos vamos a dar, en qué orden y en qué instrumentos jurídicos nos vamos a apoyar para reabrir las embajadas", explicó.

Las partes también intercambiaron propuestas sobre las cuotas de personal diplomático de las embajadas y el tipo de acreditación que tendrá el resto de personal de la misión; aunque, según Vidal, estas cuestiones se concretarán en futuros encuentros.

La jefa del equipo negociador cubano subrayó que en este proceso de normalización de relaciones, para Cuba es "esencial" que se ponga fin al embargo económico sobre la isla, o "bloqueo" como se denomina en la isla a esta política, que el propio presidente Barack Obama ha reconocido como "fracasada".

"Reconocemos la disposición del presidente Obama de tener un debate serio y honesto sobre esta cuestión en el Congreso", afirmó.

Al igual que Jacobson, la funcionaria cubana señaló que la primera sesión de trabajo se desarrolló en un clima "respetuoso, profesional y constructivo", en el que Cuba reiteró su disposición a mantener un diálogo "basado en los principios de soberanía y reciprocidad, sin menoscabo de la independencia nacional y la autodeterminación de los pueblos".

"Se trata de restablecer relaciones civilizadas entre países que tienen posturas diferentes, pero que pueden convivir...", afirmó la ministra cubana. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación