Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Denuncian represión para callar a disidentes durante cumbre Celac

La oposición reportó la detención de decenas de activistas

CUBA. La opositora Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN) denunció ayer una oleada represiva en los últimos días para "amordazar" e "intimidar " a la disidencia interna durante la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) de La Habana.

El grupo que lidera el activista Elizardo Sánchez calcula que, entre el 23 y 26 de enero, unos 40 disidentes sufrieron arrestos y detenciones temporales, si bien "la gran mayoría ya han sido liberados", incluido el líder de la ilegal Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) y expreso político, José Daniel Ferrer que junto a su esposa fue arrestado el viernes en La Habana.

Según los datos que ha podido recabar la CCDHRN, 18 disidentes fueron víctimas de "amenazas, advertencias y otras formas de hostigamiento" y al menos cinco permanecen sometidos a arrestos domiciliarios hasta que termine la cumbre.

Desde Santa Clara, ciudad del centro del país, el disidente Guillermo Fariñas declaró a agencias internacionales telefónicamente que oficiales de la policía y la seguridad del Estado lo detuvieron un par de horas en la noche del viernes y le comunicaron que debe estar bajo "arresto domiciliario" hasta el próximo 29 de enero.

Fariñas dice le han prohibido viajar a La Habana para asistir al foro y actualmente hay un operativo "de efectivos de civil y carros patrulleros" en los alrededores de su casa.

Miembros de la disidencia interna tenían previsto celebrar hoy en dos foros paralelos a la cita regional del bloque latinoamericano, según la CCDHRN.

"Debido a la represión, ambos foros han sido abortados manu militari", señala el comunicado de este grupo.

Esta comisión instó al régimen de Cuba a "que no prosiga con sus acciones represivas, absolutamente injustificadas, en los tres días que faltan para clausurar la cumbre de la Celac o con posterioridad a ella".

El régimen de Cuba considera a los disidentes "contrarrevolucionarios" y "mercenarios" al servicio de Estados Unidos.

La cumbre de dos días, la primera que celebra la organización desde la muerte del exgobernante venezolano Hugo Chávez, contará con la presencia del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki -moon, y está previsto que se centre en las cuestiones sociales y económicas de la región.

Parte de las principales preocupaciones de los países anglófonos del Caribe pivotan en torno a la violencia, ya que Belice, San Cristóbal y Nieves, Jamaica y las Islas Vírgenes son junto a Honduras, Venezuela, El Salvador y Guatemala, los ocho lugares más violentos del mundo, según Naciones Unidas.

Entre los temas que se espera que también se aborden durante la reunión que comienza este martes, destaca la petición venezolana de integrar en la Celac a Puerto Rico, que tiene el estatus de Estado Libre Asociado a EE.UU.

La Celac está integrada por todos los países del continente americano, salvo EE.UU. y Canadá.

La intención del venezolano Nicolás Maduro es, según explicó él mismo, abrir el camino para que Puerto Rico logre su completa independencia de EE.UU.

El Ejecutivo del gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, cuyo Partido Popular Democrático (PPD) aboga por el mantenimiento de la relación actual con EE.UU., no ha querido pronunciarse oficialmente sobre la iniciativa de Maduro, mientras que el minoritario Partido Independentista Puertorriqueño (PIP) ha celebrado con entusiasmo la propuesta. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación