Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

39 demócratas votan a favor de proyecto republicano sobre salud

El plan servirá para restaurar los seguros médicos cancelados

El presidente de los EE.UU., Barack Obama, habla en el ArcelorMittal, una planta de acero de Cleveland, Ohio. foto edh / efe

El presidente de los EE.UU., Barack Obama, habla en el ArcelorMittal, una planta de acero de Cleveland, Ohio. foto edh / efe

El presidente de los EE.UU., Barack Obama, habla en el ArcelorMittal, una planta de acero de Cleveland, Ohio. foto edh / efe

WASHINGTON. En el revés legislativo más significativo para la reforma a la salud del presidente de los EE.UU., Barack Obama en la Cámara de Representantes, 39 miembros del Partido Demócrata votaron ayer a favor de un proyecto de ley republicano que busca debilitar su principal política doméstica.

El proyecto de ley titulado "Mantenga su plan de salud" es una propuesta elaborada por el congresista republicano de Michigan, Fred Upton. La medida permite que cualquier persona que quiera mantener su plan actual, no enfrente multas incluidas en "Obamacare". También permitiría que las compañías de seguro vendan sus planes básicos a nuevos consumidores.

La medida fue aprobada por 261 votos a favor y 157 en contra. Treinta y nueve demócratas, casi un quinto de la bancada del partido, respaldaron la propuesta, que fue vista como una prueba de lealtad.

"En las últimas seis semanas la Casa Blanca permaneció impasible al ignorar los pedidos de millones, pero a medida que a los aliados de la administración en el Congreso les ha entrado el pánico, la Casa Blanca ha pasado de atacar nuestro proyecto de ley a sortear el Congreso con una medida ejecutiva", dijo el republicano Upton, presidente del Comité de Energía y Comercio de la cámara baja y el principal patrocinador de la legislación.

"Nuestro sencillo y de una página proyecto de ley dice que, si le gusta su presente cobertura, debería poder mantenerla. El presidente debería seguir su propio consejo y trabajar con nosotros, el Congreso, como pensaron los fundadores, y no en torno al proceso legislativo".

Por su parte, la representante republicana de Tennessee, Marsha Blackburn, fue enfática al decir que "los estadounidenses no quieren Obamacare y el Presidente Barack Obama no puede levantar una vara mágica y arreglar esto".

Muchos demócratas temen que el fallido lanzamiento de la Ley de Cuidados de Salud Asequible dañe sus posibilidades de reelección en 2014.

Es poco probable que el proyecto de ley sea aprobado en el Senado controlado por los demócratas.

Obama vetaría la legislación si llega a su escritorio, dijo la Casa Blanca, advirtiendo de que minaría los avances logrados al permitir a las aseguradoras vender nuevos planes deficientes que no brinden servicios básicos y ofrezcan poca ayuda financiera ante eventos de salud catastróficos.

"El problema con esta ley, y la razón por la que el presidente la vetará, es porque básicamente devolverá ese mercado (de los seguros médicos) al mundo que existía antes, que no es uno en el que la mayoría de la gente quiera vivir", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Demócratas de la Cámara de Representantes dijeron que el proyecto de ley de Upton estaba diseñado para sabotear la reforma.

"Ellos (los republicanos) están perfectamente satisfechos con que 40 millones de estadounidenses no tengan un seguro de salud", dijo el representante James McGovern, un demócrata de Massachusetts.

Obama, quien busca rescatar el que debía ser su mayor logro en política doméstica, propuso el jueves un plan para permitir a las aseguradoras que extiendan por al menos un año las pólizas que tienen que ser canceladas porque no cumplen con los nuevos requisitos mínimos bajo la ley de 2010, conocida como Obamacare.

Obama intenta frenar el daño a su credibilidad por la promesa que hizo de que aquellos que estuviesen conformes con sus pólizas podrían conservarlas, en momentos en que millones de personas enfrentan la cancelación de sus seguros existentes.

El lanzamiento del programa el 1 de octubre ha estado plagado de errores técnicos en el sitio en internet federal de seguros que permite a los consumidores comprar pólizas. En los últimos días, los problemas de HealthCare.gov han sido opacados por la controversia sobre la cancelación de las pólizas, pese a que Obama y sus asesores habían repetido desde 2010 que aquellos satisfechos con su cobertura no tendrían que cambiarla con la reforma.

El representante Ron Barber, un demócrata de Arizona, explicó su voto a favor del proyecto.

"Estoy frustrado y molesto por los continuos problemas con el sitio de internet del sistema sanitario y conozco a residentes del sur de Arizona que están frustrados y molestos también", sostuvo.

Obama tenía previsto reunirse con presidentes ejecutivos de la industria de los seguros de salud ayer, un día después de que las compañías del sector expresaron sus preocupaciones por su plan para ayudar a los estadounidenses que están perdiendo su actual cobertura debido a su reforma al sistema sanitario.

Las aseguradoras se quejan de que la solución de Obama crearía nuevos problemas y llevaría a mayores primas. Los comisionados estatales del sector, quienes regulan el mercado, dijeron que también estaban preocupados. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación