Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En Dallas aíslan 76 personas por ébola

Se suman a las 48 personas que tuvieron contacto con Eric Duncan

Un trabajador limpia afuera del edificio de apartamentos de un empleado del hospital donde fue atentido Duncan en Dallas. AP

Un trabajador limpia afuera del edificio de apartamentos de un empleado del hospital donde fue atentido Duncan en Dallas. AP

Un trabajador limpia afuera del edificio de apartamentos de un empleado del hospital donde fue atentido Duncan en Dallas. AP

AUSTIN, Texas. Los 76 trabajadores sanitarios del Hospital Presbiteriano de Dallas (EE. UU.) que atendieron al enfermo de ébola que murió la semana pasada han sido puestos en observación, con lo que las personas bajo control en Texas ascienden a 125.

El director de los Centros de Control de Prevención y Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, Thomas Frieden, anunció ayer que esta cifra corresponde a los compañeros de la enfermera Nina Pham, contagiada con ébola tras haber atendido a Thomas Eric Duncan, el paciente fallecido.

Las autoridades siguen sin saber cómo se contagió Pham, por lo que han tomado la decisión de controlar la temperatura del personal sanitario dos veces al día para detectar síntomas de ébola, el mismo protocolo que se aplica al resto de personas en riesgo.

Los 76 trabajadores sanitarios se suman a las 48 personas que tuvieron contacto con Duncan antes de ser aislado y que, por llevar más de dos semanas de observación, ya han superado el periodo "más crítico" de riesgo de contagio.

Los protocolos fijados por los CDC indican que la supervisión debe durar 21 días antes de descartar una infección. Además, en la lista hay otra persona que estuvo en contacto con la enfermera.

Frieden explicó que las 125 personas bajo observación "están bien" y que no han mostrado síntomas de el virus.

El director de los CDC también advirtió que los hospitales deben "limitar el personal" que trabaja en la atención de un enfermo de ébola con el fin de disminuir los peligros de contagio.

Enfermera: "Estoy bien"

Sobre la enfermera contagiada en EE. UU., cuyo caso se confirmó el domingo, Frieden informó que su situación sigue "estable". La propia Pham divulgó ayer un comunicado en el que afirma que se encuentra "bien", sin proporcionar más detalles sobre su estado.

Pham, una vietnamita-americana de 26 años, se convirtió en la primera persona que se contagia de ébola en Estados Unidos tras cuidar en el Texas Health Presbyterian Hospital de Thomas Eric Duncan, un liberiano que acabó falleciendo el miércoles.

"Estoy bien y quiero agradecer a todos por sus buenos deseos y oraciones", dijo Pham en el comunicado. "Estoy bendecida por el apoyo de mi familia y amigos", acotó.

Pham recibió el lunes una transfusión con anticuerpos para combatir el virus, según comentó un sacerdote católico cercano a su familia. Duncan no la recibió porque no era compatible con el tipo de sangre de su donante.

Muertes aumentan 70 %

Entre tanto, África occidental podría enfrentar hasta 10,000 casos nuevos de ébola por semana en los próximos dos meses, advirtió ayer la Organización Mundial de la Salud, al tiempo que añadió que la tasa de mortalidad en la epidemia ha aumentado al 70%.

El director general adjunto del organismo, el doctor Bruce Aylward, presentó las preocupantes cifras durante una conferencia de prensa en Ginebra. Previamente, la agencia había calculado una tasa de mortalidad de alrededor de 50 % en general. En comparación, en casos como las epidemias de gripe la tasa de fallecimientos suele ser menor al 2 %.

Dijo que si no se aumentan las medidas para contener la crisis en los próximos 60 días, "mucha más gente morirá" y los profesionales de salud serán aún más insuficientes. Los expertos dicen que la epidemia se duplica aproximadamente cada tres semanas.

Por su parte, el presidente Barack Obama dice que "el mundo no está haciendo lo suficiente" contra el ébola y sugirió que planea acercarse a líderes de otros países para presionarlos con el fin de que cooperen más. Obama habló al final de una reunión con altos mandos militares estadounidenses y de otros países sobre la amenaza de los extremistas del Estado Islámico.

Añadió que EE. UU. continuará haciendo su parte para combatir la enfermedad, pero agregó que "todos van a tener que hacer algo más".

EE. UU. creará equipos de élite que en cuestión de "horas" estarán en cualquier hospital del país donde se confirme un caso de ébola.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación