Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cumbre Iberoamericana pasa a cita bienal

El nuevo formato comenzaría a partir de la 24.a Cumbre Iberoamericana que se celebrará en la ciudad mexicana de Veracruz en 2014

Mandatarios decidieron hacer bienal la cita a partir del 2014. El objetivo es alternar, para crear la convivencia. FOTO Reuters

Mandatarios decidieron hacer bienal la cita a partir del 2014. El objetivo es alternar, para crear la convivencia. FOTO Reuters

Mandatarios decidieron hacer bienal la cita a partir del 2014. El objetivo es alternar, para crear la convivencia. FOTO Reuters

La Cumbre Iberoamericana pasará a ser una cita bienal y América Latina tendrá que aportar un poco más a la causa de la cooperación ante la crisis que golpea a España y Portugal, discuten los líderes de ambas zonas reunidos este fin de semana en Panamá.

La idea de modificar la periodicidad fue una de las recomendaciones de un grupo de reflexión encabezado por el ex presidente chileno Ricardo Lagos y que contó con el aval de los cancilleres, quedando solo el visto bueno protocolar de los jefes de Estado y de gobierno presentes en 23 versión de la cita.

El objetivo es permitir una alternancia o crear un espacio para la convivencia de la Cumbre Iberoamericana y reuniones como el de la Comunidad Económica de América Latina y el Caribe (CELAC) y la Unión Europea, señala una resolución entregada a los medios.

El nuevo formato comenzaría a partir de la 24.a Cumbre Iberoamericana que se celebrará en la ciudad mexicana de Veracruz en 2014.

"Creo que es un hecho bien positivo", dijo en una reciente entrevista con The Associated Press el investigador principal para América Latina del Real Instituto Elcano en Madrid, Carlos Malamud. "Un grupo de personas, desde hace tiempo, venimos insistiendo en la conveniencia de hacerlas bienales a partir del momento en que ya no era solo la Cumbre Iberoamericana, sino todo un conjunto de cumbres que se repetían, y teniendo en cuenta también la coexistencia de la Iberoamericana por un lado y la CELAC-UE".

"La ventaja de hacer esto cada dos años tiene que ver con el hecho de quitar presión a los presidentes para evitar repetición de reuniones tan seguidas", agregó.

Otros analistas consideran que cada vez más los mandatarios le quitan interés a esas citas porque están más ocupados en sus problemas internos o estiman que los encuentros carecen de contenido.

el preisidente FUnes

A la cumbre en Panamá solo asistieron cerca de la mitad de los dignatarios, con un ausentismo marcado de Sudamérica.

En la reunión también se acogió otras de las recomendaciones del Grupo de Reflexión, que consiste en cambiar la proporción de los aportes que hacen España, Portugal y los países latinoamericanos al presupuesto anual de la Secretaría General Iberoamericana, que vigila e impulsa los sendos proyectos de cooperación y que se ha visto afectada por la crisis económica española y portuguesa.

El plan es que de forma gradual y en los próximos tres años, el aporte en conjunto de España y Portugal pasen de 70 a 60% y el de las naciones latinoamericanas, por el contrario, se incrementen de 30 a 40%, aunque no se especifican los montos.

La organización de la cumbre le costó 9 millones de dólares a Panamá, según el gobierno.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación