Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuba queda fuera de la lista países terroristas

EE. UU. oficializó su decisión y tras los 45 días de espera a cualquier rechazo del Congreso queda firme

Cuba elogió la decisión de EE. UU. y lo ve como la restauración de una herida que estuvo abierta décadas. En la imagen, cientos de cubanos en La Habana el pasado 1 de mayo. foto edh /archivo

Cuba elogió la decisión de EE. UU. y lo ve como la restauración de una herida que estuvo abierta décadas. En la imagen, cientos de cubanos en La...

Cuba elogió la decisión de EE. UU. y lo ve como la restauración de una herida que estuvo abierta décadas. En la imagen, cientos de cubanos en La Habana el pasado 1 de mayo. foto edh /archivo

WASHINGTON. Estados Unidos retiró ayer a Cuba de la lista de naciones patrocinadoras del terrorismo exactamente 45 días después que el gobierno de Barack Obama informó al Congreso su intención de hacerlo. Los legisladores tuvieron ese tiempo para evaluar la iniciativa y bloquearla si así lo consideraban, pero no ocurrió.

"El período de 45 días de prenotificación al Congreso ha expirado y el secretario de Estado ha tomado la decisión de retirar la designación de "Estado patrocinador del terrorismo" a Cuba con vigencia a partir de hoy, 29 de mayo de 2015", informó el Departamento de Estado en una declaración.

"Aunque Estados Unidos tiene preocupaciones significativas y desacuerdos con una amplia serie de políticas y acciones de Cuba, estos caen fuera del criterio relevante a la rescisión de la designación de Estado patrocinador de terrorismo", agregó la declaración.

Funcionarios de los dos países siguen elaborando los detalles para el eventual restablecimiento pleno de las relaciones diplomáticas, incluso la apertura de embajadas en Washington y La Habana y el retorno de embajadores a ambas delegaciones por primera vez desde que Estados Unidos cortó relaciones diplomáticas con la isla en enero de 1961.

La remoción de Cuba de la lista negra era una demanda clave de La Habana.

Funcionarios de los dos países han dicho que están próximos a resolver las cuestiones finales pero la más reciente serie de conversaciones concluyó el viernes pasado sin ningún anuncio de acuerdo.

Aun con el retiro de varios de los principales obstáculos, incluso la designación sobre terrorismo, Washington y La Habana siguen debatiendo las demandas estadounidenses de que sus diplomáticos puedan viajar por toda Cuba y reunirse con disidentes sin restricciones. Los cubanos sospechan de las actividades que consideren desestabilizadoras de su gobierno.

Los dos países dicen que las embajadas serán un primer paso en un proceso más amplio de normalización de relaciones. El esfuerzo deberá lidiar con cuestiones más complicadas como el embargo, que solo el Congreso estadounidense podrá revocar plenamente; el futuro de la prisión militar estadounidense en la Bahía de Guantánamo y la situación de la democracia en Cuba.

Exiliados rechazan

Varios grupos del exilio cubano de Miami (Florida) tacharon ayer de "ilógico", "precipitado" y "penoso" el anuncio formal hecho por el Gobierno de EE. UU. de sacar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo.

Se trata de una decisión "muy precipitada y arbitraria", teniendo en cuenta el incidente del buque norcoreano que fue retenido en Panamá en 2013 tras descubrirse en una inspección una carga no declarada y oculta de armamento procedente de Cuba, dijo Pedro Rodríguez, director de la Fundación por los Derechos Humanos en Cuba.

En opinión de Rodríguez, el Departamento de Estado de EE. UU. debería haber establecido un "período mayor de tiempo" y observación antes de retirar a la isla caribeña de esta lista, donde fue incluida en 1982 por su apoyo al grupo terrorista español ETA y las guerrillas latinoamericanas.

"No se sabe nada, desconocemos si Cuba ha hecho algo para salir de la lista de naciones patrocinadoras del terrorismo", subrayó el directivo de esta organización dependiente de la Fundación Nacional Cubano Americana.

También reprobó el Director Democrático Cubano (DDC) la salida de Cuba de esta lista, una decisión que, en palabras de su director, Orlando Gutiérrez, ignora la naturaleza de un régimen "fundamentado en el terror contra su propio pueblo y la exportación de la violencia".

En concreto, sostuvo que Cuba continúa manteniendo "asociaciones con personas que han cometido actos terroristas en EE. UU. y otros países". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación