Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cuba aprueba código que regula a los empleados

La normativa laboral que sustituye a la que estaba desde 1985 autoriza contratos por tiempo indefinido para trabajos eventuales

Muchos cubanos han comenzado a poner sus pequeños negocios como este de venta de empanadas. foto edh / AP

Muchos cubanos han comenzado a poner sus pequeños negocios como este de venta de empanadas. foto edh / AP

Muchos cubanos han comenzado a poner sus pequeños negocios como este de venta de empanadas. foto edh / AP

LA HABANA. La Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) de Cuba aprobó ayer un nuevo Código de Trabajo, la principal normativa laboral del país, acorde a la "actualización" económica emprendida en la isla, por lo que regulará también a los empleados del sector no estatal.

El presidente de la comisión parlamentaria de Asuntos Constitucionales y Jurídicos, José Luis Toledo, precisó que la revisión del documento generó la modificación de 101 de sus artículos, la inclusión de 28 nuevas normativas y la reelaboración total del capítulo referido a las organizaciones sindicales, entre otros aspectos.

El nuevo código laboral sustituirá al vigente desde 1985 y, entre otras novedades, tendrá en cuenta a los trabajadores "por cuenta propia" o privados que han surgido con las reformas del presidente Raúl Castro y la apertura de actividades económicas no estatales.

Actualmente hay unos 440,000 cubanos que cuentan con licencias del Estado para ejercer el trabajo autónomo.

La controlada apertura a la iniciativa privada en la isla, que ha generado miles de microempresas y pequeños negocios, es una de las medidas más destacadas de la "actualización" emprendida por Raúl Castro, para intentar reanimar una económica en crisis desde hace décadas.

Tras su aprobación, una comisión trabajará en la redacción final del código, basada en las modificaciones recomendadas ayer por los diputados durante el pleno ordinario del parlamento, el segundo y último del año.

Toledo indicó que la nueva normativa también tiene como objetivos consolidar el rol del trabajador y sus sindicatos en la eficiencia productiva y de los servicios y prever cualquier acto de injusticia que se manifieste en los vínculos empleado-empleador.

Previamente el anteproyecto de Ley del Código de Trabajo fue sometido a un proceso de consulta popular en el que participaron más de 2.8 millones de personas en todo el país entre los meses de julio y octubre de este año.

De acuerdo con Ulises Guilarte, presidente de la comisión organizadora del XX Congreso de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC, sindicato único) que se celebrará en el primer trimestre de 2014, este proceso alcanzó consenso en el 99.9 % de los colectivos laborales sobre la necesidad de modificar el Código vigente.

Pero precisó que en dos provincias de la isla 19 secciones sindicales de trabajadores privados decidieron no discutir el proyecto de ley y en centros estatales 176 trabajadores se abstuvieron y 163 votaron en contra.

Entre las modificaciones aprobadas figuran que las empleadas embarazadas o con hijos menores de un año están exentas de realizar labores extraordinarias, y además, se autoriza el contrato por tiempo indeterminado para trabajos discontinuos o cíclicos en actividades cuya demanda laboral aumenta en determinados períodos.

También establece la obligación de la empresa y el empleado de proteger los expedientes laborales bajo su custodia.

Por su parte, Margarita González Fernández, ministra del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social, indicó que "el nuevo instrumento legal tiene el objetivo esencial de recuperar la disciplina laboral, fortalecer el papel de las administraciones, prever actos de injusticia y consolidar el rol de las organizaciones sindicales en la eficiencia productiva".

El de ayer es el último pleno de los dos que celebra al año la Asamblea Nacional cubana que está integrada por más de 600 diputados y es elegida cada cinco años. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación