Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En elecciones de Iowa

Cruz supera a Trump; Clinton y Sanders con empate virtual

La próxima cita será el 9 de febrero, en New Hampshire

Ted Cruz

Ted Cruz, senador republicano por Texas. | Foto por Agencia AP

Ted Cruz, senador republicano por Texas.

DES MOINES. El senador por Texas Ted Cruz se impuso anoche por 4 puntos porcentuales al magnate Donald Trump en la contienda republicana por la candidatura a la Presidencia de EE. UU., cuando se completó el 100 % de los recintos electorales escrutados en los caucus de Iowa. 

Según la cadena CNN y The Washington Post, el senador favorito de los votantes evangélicos, de origen cubano, registró el 28 % de los recintos electorales, frente a un 24 % de Trump, su principal rival, en los caucus de Iowa, que abren la etapa de elecciones primarias de EE. UU. 

En tercer lugar se situó el senador por Florida, Marco Rubio, con un 23 %, quien ha logrado ganar respaldo según ha ido avanzando el escrutinio.

Rubio fue el primer republicano que atendió a los medios de comunicación. “Este es el momento que dijeron que nunca ocurriría”, dijo eufórico en Des Moines ante los que lo consideraban demasiado joven -tiene 44 años- para ser presidente.

Prometió respetar la Segunda Enmienda de la Constitución en referencia al derecho a portar armas, da gracias a Dios, y reiteró su mensaje de unidad y esperanza.

Más noche, por su parte, Trump, con voz apagada, minimizó su segundo puesto en Iowa y confíó en vencer en New Hampshire. 

Ted Cruz, el ganador de la noche, dice a sus seguidores al empezar su discurso: “Dios bendiga al gran Estado de Iowa”. Dijo que su victoria demuestra que ni Washington, los lobbies o los medios de comunicación escogerán al presidente.

Luego, y aunque todavía no se le había concedido el voto demócrata, Clinton salió al estrado. “Qué noche más increíble”, dice. Asegura que es la candidata que puede “cambiar cosas” y trabajar por las clases medias, las mujeres y las minorías.

Felicita a sus contendientes, especialmente a Sanders. Pero Clinton se queda corta, al menos por ahora, de proclamarse vencedora.

Y mientras hablaba, Clinton vuelve a bajar del 50 % en una noche de vértigo demócrata: con el 94 % escrutado, la exsecretaria de Estado baja a 49.8 % y Sanders subía a 49.6 %.

Tras Clinton, también Sanders sale a hablar a pesar de que no hay resultados oficiales aún. ¡Bernie, Bernie!, gritan sus felices seguidores.

“Hace 9 meses no teníamos ni dinero ni equipo y nos enfrentábamos a la organización política más poderosa de EE. UU. Y esta noche, aunque los resultados todavía no se conocen, parece que estamos en empate técnico”, dice Sanders. Y el público lo considera una victoria.

La primera víctima de Iowa, según el diario Politico, The Washington Post y CNN, fue el exgobernador de Maryland, Martin O’Malley, quien abandonó la carrera demócrata. Los medios citaron fuentes cercanas al exgobernador de Maryland. Por el lado republicano, el exgobernador de Arkansas Mike Huckabee dijo en Twitter que abandonará la contienda por nominación presidencial.

¿Y después?

La prueba electoral que sigue a la de Iowa es la de Nueva Hampshire, otro estado similar, de población pequeña, rural y principalmente blanca.

Pero de ahí en adelante siguen Nevada y Carolina del Sur, estados con una sustancial población hispana en un caso, y afroestadounidense en el otro.

Y unos días después, el 1 de marzo, llega “el Supermartes”, donde cerca de una docena de estados en todo el país llevan a cabo simultáneamente sus primarias (ver más información en infográfico).

Para ese momento, la campaña se centra definitivamente en lo mediático. 

Y por los siguientes meses, hasta llegar a las convenciones de los partidos que proclamarán al ganador, la infraestructura electoral de los que luchan por la presidencia adquirirá las dimensiones gigantescas que definirán este noviembre quién se queda con la Casa Blanca.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación