Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Cruz Roja alerta de la escasez de comida y agua

"En Damasco la gente está muriendo por falta de suministros médicos y pasan hambre porque la ayuda no les llega", dijo el portavoz de la entidad.

Un niño refugiado sirio llora mientras espera para recibir ayuda en un campamento cerca de Turquía. Foto EDH /REUTERS

Un niño refugiado sirio llora mientras espera para recibir ayuda en un campamento cerca de Turquía. Foto EDH /REUTERS

Un niño refugiado sirio llora mientras espera para recibir ayuda en un campamento cerca de Turquía. Foto EDH /REUTERS

GINEBRA. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) denunció que la escalada de la crisis siria a raíz del supuesto ataque con armas químicas por parte del régimen de Bachar Asad empeorará la situación en el país, donde el sufrimiento de los civiles ha alcanzado niveles sin precedentes.

En un comunicado difundido ayer, la organización dice que está consternada por los recientes acontecimientos en Siria, en particular por las noticias que salieron a la luz la semana pasada que apuntan al empleo de armas químicas, y ha alertado de la grave escasez de suministros médicos vitales, alimentos y agua en varias zonas que han permanecido aisladas y al margen de la ayuda humanitaria durante meses.

"El sufrimiento de la población civil en Siria ha alcanzado niveles sin precedentes, y no parece vislumbrarse el final", declaró el jefe de la delegación del CICR en el país, Magne Barth.

Según la información, hasta la fecha, más de 100,000 personas han perdido la vida y varios cientos más resultan heridas.

"En algunas zonas del país, cercadas desde hace meses y a las que el CICR y la Media Luna Roja Árabe Siria no han podido obtener acceso, se registra una grave escasez de suministros médicos vitales, agua y alimentos", aseguró Barth.

"Por ejemplo, en numerosas zonas del Damasco rural hay personas que están muriendo por la falta de suministros médicos y de profesionales médicos que las atiendan. También pasan hambre porque la ayuda no les llega con regularidad", agregó.

Asimismo, cientos de personas se suman diariamente a los millones de sirios desplazados en el país o que buscan refugio en el extranjero. La ONU informó recientemente que más de un millón de niños han huido de la guerra.

"Si la situación se agrava, aumentará aún más el número de desplazamientos, lo que disparará las ya ingentes necesidades humanitarias", dijo Barth. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación